VF ya domina la moda urbana y outdoor

VF ya domina la moda urbana y outdoor
Lunes, 25 de enero 2021

El mes pasado entrevistábamos al Director de marketing de Timberland, propiedad del grupo VF. A los pocos días saltaba la noticia de que el mismo grupo compraba, por la estratosférica cifra de 2.100 millones de dólares, la marca de culto de "streetwear" Supreme, un golpe sobre la mesa para dejar claro quien manda en el universo urbanita y "outdoor".

En estos momentos VF cuenta con Vans, Timberland, The North Face, Dickies, Eastpak, JanSport, Napapijri, entre otras marcas, además de la recién adquirida Supreme. El recorrido de esta compañía en los últimos años es absolutamente espectacular. Fundada en 1899 en Pensilvania por el ingeniero John Barbey, y bajo el nombre Reading Glove and Mitten Manufacturing Company, comenzó su andadura fabricando ropa interior. Pero en 1969 adquiere la marca Lee y pasa a llamarse VF Corporation. Es a partir de ese momento cuando el equipo directivo hace una apuesta clara por la diversificación y compran Blue Bell, propietaria de marcas tan emblemáticas en los Estados Unidos como Wrangler y JanSport. En 2011, otra gran apuesta: la compra de Timberland por 2.200 millones de dólares. A Timberland le seguirían Dickies, The North Face, Vans y la ya mencionada Supreme. De este modo VF es, en estos momentos, el mayor conglomerado de marcas de ropa urbana y outdoor del firmamento. Nada ni nadie parece hacerle sombra. Sin embargo, está por ver si estas compras mil millonarias serán lo suficientemente rentables para soportar tales desenvolsos.

Supreme, la guinda del pastel

Para los que no estén familiarizados con Supreme, lo primero que hay que decir es que todo lo que la marca toca (o mejor dicho pone su nombre) se vende, sea lo que sea y al precio que sea. Su origen hay que buscarlo en el Nueva York de 1989. Allí, James Jebbia, empresario y diseñador de moda nacido en Estados Unidos pero con pasado británico, abre su primera tienda donde vende principalmente marcas de streetwear y experimentales procedentes de Reino Unido. Entre 1991 y 1994 se une a Shawn Stussy, fundador de Stüssy, otra de las marcas más mainstream del planeta, hasta que en ese 1994 decide fundar su propia marca a la que bautiza con el nombre de Supreme abriendo, al mismo tiempo, una tienda en Manhattan que en tiempo récord se convertirá en el epicentro de la escena local del skateboarding y el hip hop. Según relata el propio Jebbia, la tienda de Lafayeete Street era más un punto de encuentro que otra cosa. La energía era espectacular y la gente buscaba romper con los cánones establecidos a partir de una ropa que tenía que ser original y, sobre todo, muy limitada. Ahí residía la clave de todo porque lo último que Jebbia quería era que todo el mundo llevara sus camisetas, sus gorras y sus hoodies (sudaderas con capucha). En eso, y en el logo que se ha convertido por su sencillez pero también su originalidad en el gran trademark de la marca: un sencillo rectángulo rojo con la palabra Supreme en blanco. Nada más.

Luego, por supuesto, vendrían colaboraciones con marcas como Nike, Phila, Lacoste, Champion e incluso Louis Vuit- ton, Commes de Garçons o Jean Paul Gaultier. En el caso de Nike, por ejemplo, el lanzamiento de la primera zapatilla Nike x Supreme en 2002 marcaría una tendencia que con el tiempo se convertiría en un clásico tanto de la marca de Beaverton como de otras de la competencia.

El futuro de VF Corporation

Para VF, la compra de Supreme es una apuesta clara por consolidar su posición como principal compañía del retail más trendy. Y si bien más de uno puede pensar que el hecho de que Supreme, con toda su personalidad y originalidad, se ha vendido a uno de los grandes, desde VF aseguran que nada va a cambiar y que la idea es que las directrices fundacionales se mantengan inamovibles. En cuanto a cifras, VF también ha señalado que espera que los beneficios totales para 2021 de Supreme alcancen los 500 millones de dólares. De confirmarse esa cifra, la operación resultaría rentable en unos pocos años a pesar de la enorme inversión de compra.

A partir de aquí habrá que seguir atentos a posibles nuevos movimientos por parte de VF. Nada hace pensar, por la tendencia vista durante estos últimos años, que la de Supreme sea la última adquisición de este gigante de la moda urbana.


Sitges Next 2021
Descárgate GRATIS la versión LITE, La revista Ctrl Control Publicidad lanza su número de octubre 2021
PHD 29 de septiembre 2021
 
 
Grupo Control