Pacto digital para la protección de las personas

Pacto digital para la protección de las personas
Viernes, 29 de enero 2021

"Los medios de comunicación debemos ser el altavoz en defensa de la protección de los ciudadanos", declaraba el Presidente de la Asociación de Medios de Información en el Foro de Privacidad, Innovación y Sostenibilidad "Por un Pacto Digital para la Protección de las Personas".

El pasado 28 de enero se celebró la mesa redonda "El papel de los medios en la prevención de la violencia digital", dentro de la celebración del 2I Foro de Privacidad, Innovación y Sostenibilidad. Por un Pacto Digital para la Protección de las Personas”, organizado por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Se trata del evento más relevante realizado  en  nuestro país con motivo del Día Internacional de la Protección de Datos, y ha servido también como presentación oficial del Pacto Digital para la Protección de las Personas, anunciado esta misma semana.

Los participantes en la mesa redonda destacaron la importancia de la adhesión de las asociaciones y entidades relacionadas con los medios de comunicación a este pacto digital como algo “intrínseco a la naturaleza de las funciones que llevan a cabo los medios de comunicación y periodistas en la sociedad actual. Y, ante la revolución digital que se vive actualmente, con una “batalla” por los datos digitales que generan la personas, tanto Nemesio Rodríguez, presidente de FAPE, como Antonio Fernández-Galiano, presidente de Asociación de Medios de Información, han sentenciado: “Quien domina los datos, domina a las personas”

En esta línea, Fernández-Galiano ha asegurado que “los medios de comunicación tienen que ser el altavoz en defensa de la protección de los ciudadanos”. Durante el encuentro se ha puesto énfasis en asuntos como la necesidad de garantizar el respeto y la protección de las personas a la hora de dar una información, en especial el respeto a los más débiles; y en la obligación que tienen los medios de informar a la sociedad, de modo que sea consciente y recapacite sobre el uso de la información a la que se pueda acceder y de las consecuencias que pueda acarrear su difusión de forma irresponsable.  

Manuales de estilo y códigos deontológicos. 

Los participantes en este evento han destacado la importancia creciente que han adquirido los documentos de estilo y deontología de los medios, que marcan los límites que no se han de sobrepasar. Para el presidente de AMI: “Debemos tomar conciencia de la responsabilidad que implica la información que publicamos”. Para ello, como se pone de manifiesto en este Pacto Digital, Fernández-Galiano ha subrayado que es necesario contar con protocolos internos, como “códigos deontológicos, libros de estilo y todo lo que permita concienciar a los medios de la importancia de informar protegiendo los derechos de las personas, y sensibilizar, como actor ejemplificador, para que la sociedad comprenda su importancia y actúe en consecuencia”. Y ha concluido: “Los medios de comunicación defendemos la dignidad y la libertad de las personas por encima de todo”. 

Pacto Digital para la Protección de las Personas. 

En el evento se ha presentado El Pacto Digital para la Protección de las Personas, que promueve un gran acuerdo por la convivencia ciudadana en el ámbito digital, compatibilizando la protección de datos con la innovación, la ética y la competitividad empresarial. La iniciativa, a la que ya se han adherido 40 de las principales organizaciones empresariales, fundaciones, asociaciones de medios y grupos audiovisuales, entre los que se encuentra AMI, supone un compromiso con la privacidad en las políticas de sostenibilidad y los modelos de negocio de empresas y organizaciones. 

Su objetivo es tanto fomentar el compromiso con la privacidad en los modelos de negocio de empresas y organizaciones, compatibilizando el derecho a la protección de datos con la innovación, la ética y la competitividad empresarial, como concienciar a los ciudadanos, y en especial a los menores, de las consecuencias de difundir contenidos sensibles en Internet. Para ello, es necesario que todos los actores implicados en el ámbito digital, los ciudadanos y las organizaciones, sean conscientes de las consecuencias que puede suponer en la vida de la persona afectada la difusión de contenidos especialmente sensibles y también las responsabilidades en que pueden incurrir aquellos que los difunden (civiles, penales y administrativas).


Descárgate GRATIS la versión LITE del número de febrero de la revista CTRL
 
Grupo Control