La magia surge cuando comemos juntosAdvertisement
IM mayo 2022
 

Horror vacui: la mejor idea del año

Horror vacui: la mejor idea del año
Viernes, 01 de abril 2022

La opresión ejercida por el régimen de Putin sobre su propio pueblo ha llegado hasta tal punto que los agentes policiales están arrestando a los ciudadanos rusos que se atreven a salir a la calle con una pancarta en blanco. Sí, en blanco, porque no hay mejor manera de poner en evidencia a un interlocutor que reprime hasta el absurdo cualquier atisbo de discrepancia.

Mucho horror en las redes este mes, pero si se buscan motivos para la esperanza, también se encuentran.

Al primer ciudadano o ciudadana que se manifestó en las calles de Rusia con una pancarta en blanco no es probable que le den un león de oro en Cannes o en cualquier otro festival publicitario, pero va a ser difícil que cualquier experimentado profesional le quite el reconocimiento público a la mejor idea del año. Tampoco es que eso le vaya a importar mucho, dadas las dramáticas circunstancias en las que ha demostrado su inteligencia para la comunicación política.

De nuevo se comprueba que las ideas más brillantes son muchas veces las más sencillas; esas que se te podrían haber ocurrido a ti en la ducha o esperando el autobús. Como le gusta repetir a Toni Segarra, uno de los mejores creativos de la historia de la publicidad española, “nunca subestimes el valor de lo obvio”. Arrestar al portador de una pancarta en blanco solo demuestra la mala conciencia del que arresta. Es todo tan evidente, que sobran las palabras. No hace falta pensar un copy brillante o una rima memorable ¿Para qué? si ya lo dice todo la respuesta violenta del interpelado ante el horror vacui de esa pancarta blanca que es como un cebo para cazar a lobo que se disfraza de cordero. Cada vez que la policía detiene a uno de estos manifestantes evidencia la derrota moral del régimen al que sirve; su incapacidad para tolerar la discrepancia, incluso cuando es imaginada.

Arrestan a personas que “no dicen nada” porque intentan esconder con la fuerza bruta su propia debilidad y sus inseguridades. Como dijo Carl Jung: “el fanatismo es una sobrecompensación de la duda”; y eso es precisamente lo que queda patente con esta imagen que ha dado la vuelta al mundo en redes sociales y medios de comunicación durante los dramáticos días de la guerra. Ahora sabemos con certeza que el régimen de Putin duda de sí mismo y tiene miedo de sus propias dudas ¿O acaso perseguiría a una pancarta en blanco si estuviera tan convencido de lo que está haciendo?

Cuando suceden cosas como estas, todavía es posible creer que la creatividad puede cambiar el mundo. En todas las guerras hay siempre una batalla de la propaganda que no se gana con Kalashnikovs, tanques o aviones, sino con retórica y audacia.

No se puede decir que el presupuesto de ejecución de esta campaña haya sido muy elevado porque el ciudadano o ciudadana que tuvo la idea se ha ahorrado hasta el rotulador con el que escribir una consigna. Pero teniendo en cuenta que tanto él o ella, y todos los que después han repetido el gesto, han sido arrestados por la policía de Putin, está bastante claro que el coste es alto y se mide en todo eso que no se puede pagar con dinero.

También por haberlo pagado merecerían un premio; y no de creatividad.


Bidiscount mayo 2022
Descárgate GRATIS la versión LITE, La revista Ctrl ControlPublicidad está para comérsela
 
 
Grupo Control