Arde la red con la campaña de Aitana para McDonald´s

Arde la red con la campaña de Aitana para McDonald´s
Martes, 28 de septiembre 2021

Aitana es intolerante a la mayor parte del menú de McDonald´s que ella misma ha diseñado con sus productos favoritos. Según sus propias declaraciones, la cantante fue diagnosticada como celíaca antes de lanzar la campaña, así que la marca pudo haber rectificado y optó por no hacerlo.

Algunos pagaríamos por haber visto la cara del policía cuando reconoció al conductor del coche que acaba de detener en la autopista. Aquel señor con evidentes signos de embriaguez al que se disponía a denunciar por conducción temeraria era nada menos que Bruce Springsteen. No todos los días se multa a una leyenda del rock. 

Por si esto fuera poco, el incidente sucedía poco después de que el boss apareciera en un spot de Jeep en el más famoso festival de publicidad del año, el intermedio de la SuperBowl, un acontecimiento deportivo con millones de espectadores en todo el mundo. Sin una buena gestión de crisis, que pasó por rescindir el contrato de Bruce, la campaña corría el riesgo de volverse en contra de la marca. Los planes no siempre salen bien, pero pedir responsabilidades a los directores de marketing de Jeep por no haber previsto este suceso hubiera sido demasiado injusto. El sentido común puede aconsejar que no se contrate a Keith Richards para una campaña antitabaco o a Belén Esteban para promocionar el turismo cultural, pero a partir de ahí cualquier marca que recurra a un famoso para que sea el prescriptor de sus productos se expone inevitablemente a este tipo de riesgos; y la historia de la publicidad está plagada de ejemplos peores que el de Springsteen para demostrarlo.

Por decirlo brevemente, son gajes del oficio.

Caso distinto es lo que ha sucedido este mes con la campaña de Aitana para McDonald´s. Según sus propias declaraciones, la cantante fue diagnosticada como celíaca antes de lanzar la campaña de un menú de más de 1.500 calorías que llevaría su nombre: el menú McAitana. O sea, que la prescriptora no podía consumir el producto que se disponía a anunciar. ¿Qué tenía que decir el sentido común al respecto? No fue consultado.

El hecho de que se conociera previamente la condición de celiaca de la protagonista cambia las cosas y no deja lugar a excusas.

En este caso no ha habido gajes del oficio como le sucedió a Jeep, porque tanto la marca como la cantante estuvieron a tiempo de parar o cambiar convenientemente la campaña y sin embargo decidieron seguir adelante “porque ya estaban hechas las fotos”.

Una de esas fotos se exhibió en una lona gigantesca que cubría la fachada de un edificio de Madrid. En ella se podía ver a Aitana a punto de zamparse lo que posteriormente ella misma ha llamado “su hamburguesa favorita”. Ni a los directivos de la marca ni a la cantante les importó que lo que sugería la foto fuera mentira, y probablemente supusieron que al público tampoco le iba a importar, si es que alguna vez llegaban a enterarse. Debieron pensar que en la época de los filtros embellecedores y la vida impostada en las redes sociales que una modelo no coma la hamburguesa que anuncia no pasa de ser una travesura insignificante. Al fin y al cabo, es publicidad. Y la publicidad, ya se sabe…

Pero, una vez más, el diablo tenía su propios planes. No solo se ha conocido la verdad, probablemente por una filtración, sino que a juzgar por lo que hemos leído en las redes sociales parece que a una parte del público sí le importa la relación entre la imagen que transmite una marca en su publicidad y la realidad. Se ve que todavía hay gente que tiene más criterio propio que fe ciega en los influencers. Gajes del oficio.


Premios Impacte 2 octubre 2021
Descárgate GRATIS la versión LITE, La revista Ctrl Control Publicidad lanza su número de octubre 2021
PHD 29 de septiembre 2021
 
 
Grupo Control