TAG Curso de comunicación
 

Arde la red con los insultos racistas a Vinicius

Arde la red con los insultos racistas a Vinicius
Jueves, 25 de mayo 2023

El lema del FC Barcelona es probablemente uno de los mejores de la historia del marketiang deportivo mundial. Lo deberían reconocer hasta los del Madrid. Si el Barça es “más que un club” es porque el fútbol es más que un deporte. Es un espectáculo. Es una pasión. Es incluso un arma política. Es muchas cosas, y por encima de todas, un negocio que mueve mucho dinero, gran parte del cual procede de la publicidad en todos sus formatos. Tantas cosas es el fútbol que también es un espejo donde se reflejan las miserias humanas, como demuestra el lamentable incidente de los insultos racistas contra Vinicius en el campo de Valencia. Sobre este suceso se ha oído y leído de todo este mes, incluso lo más insensato. No ha faltado quien ha pretendido invertir los papeles de víctima y verdugo llevado por impulsos tribales o ceguera sentimental. Las redes son así. “Everyone is invited”, como dice el famoso eslogan de Samsung. Pero hay algo paradójico en el nivel de participación en el debate. Tanta opinión no solicitada, ni en muchos casos autorizada, contrasta con el silencio de las marcas patrocinadoras de las competiciones y los clubes respecto a un problema tan grave. Si el hecho de que el fútbol sea todo lo que es gracias al dinero de sus inversiones publicitarias no les parece suficiente razón para que queramos saber qué opinan sobre el tema, al menos deberían decir algo para que la próxima vez que escuchemos lo de la sostenibilidad, el propósito de marca o la participación de las marcas en los debates públicos no les miremos con escepticismo e incredulidad, que son dos de las peores actitudes con las que un público objetivo puede escuchar a un anunciante.

Tampoco ha faltado quien ha querido aprovechar el revuelo para adaptarlo a su narrativa política. Algunos han querido derivar el debate hacia la posible condición de España como país racista. Convendría recordar que sucesos de estos se han vivido, y algunos de consecuencias más graves, en países cuyos espontáneos portavoces no pierden ahora la oportunidad de dar lecciones de civismo a los demás cuando el incidente ocurre más allá de sus fronteras. Por desgracia, en esto España no es diferente. El racismo es otra pandemia.

Sucesos como el de Valencia demuestran que todavía hay mucho por hacer para combatir este desgraciado comportamiento, y también a este propósito se puede decir que “todo el mundo está invitado”. Si las marcas están tan concernidas como dicen en sus anuncios, ahora tienen una oportunidad inmejorable para demostrarlo. Tienen mucho poder para cambiar las cosas; bastante más que el de los internautas.

Ejemplos no faltan. Racismo y deporte se juntaron hace pocos años en una de las campañas más memorables de la historia reciente de la publicidad. Con la sociedad estadounidense conmocionada por el comportamiento racista de su policía, de consecuencias mucho más graves que los incidentes de los que fue víctima Vinicius, la marca deportiva Nike lanzó un espectacular anuncio con el jugador de fútbol americano Colin Kaepernick. No era un prescriptor cualquiera. Kaepernick había protagonizado un momento cargado de simbolismo al arrodillarse en el estadio mientras sonaba el himno de su país. Como era de esperar, hubo polémica y no faltaron llamamientos al boicot a la marca bajo el lema #GoWokeGoBroke, tan popular últimamente. Pero a Nike no le importó. Al contrario. La pérdida de negocio era la mejor evidencia de su compromiso con la causa defendida. ¿Harán algo parecido las marcas en España… o en eso sí que vamos a ser diferentes?


Bidiscount 2024
 
Lo más leído
Ayer
Semana
Mes
Año
1
Cargando...
2
Cargando...
3
Cargando...
4
Cargando...
5
Cargando...
 
 
Grupo Control
 
Kit Digital
Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia
Financiado por la Únion Europea - Next Generation EU