Dirigentes septiembre
 

Comunicar el propósito para hacerlo realidad

Comunicar el propósito para hacerlo realidad
Miércoles, 09 de septiembre 2020

Si conocemos marcas con personalidad es gracias a que su propósito está siendo comunicado. Nos llega a través de su publicidad, de su comunicación. Actúan en consonancia con un ideal y una misión. Gracias a ellas nos vemos embarcados en una nueva manera de ver el mundo e, incluso, de cambiarlo.

La coherencia con la que actúe una marca es definitiva para ganar credibilidad e, insisto, el público final recibirá estos mensajes gracias a una estrategia de comunicación bien orquestada y en consonancia con la estrategia de negocio de la compañía. Estas personas que decidan unirse lo harán porque quieran formar parte de una causa común, porque dentro de sus objetivos como individuos estén, por ejemplo, el cuidado del medioambiente o la construcción de un mundo mejor… en fin, causas que hacen que las personas se sientan parte de un grupo. 

La labor de comunicación debe comenzar por el CEO. Él liderará los cambios que se requieran en la organización para alienarla con el propósito. Él será el que dé ejemplo y el que mejor personalice esta misión. Gracias a un plan de comunicación diseñado para él, el propósito y la empresa tendrá a su mejor embajador. 

Que el CEO esté plenamente comprometido con este propósito facilitará la capilaridad de los mensajes entre los empleados de la compañía. Con un líder coherente, estos stakeholders internos sentirán que es una gran influencia para ellos, y ejercerán sin complejos esa misión, convirtiéndose a su vez en los mejores embajadores que pueda tener una marca. 

Una vez que el propósito ya ha encontrado a personas en la empresa convencidas y que lo ejercen, es el momento de adherir a los stakeholders externos. La mayor o menor difusión del mensaje dependerá de que el relato sea coherente y de que los canales estén elegidos de acuerdo con la afinidad de los diferentes públicos. 

Además, debemos preguntarnos ¿cómo se materializa este propósito? ¿a qué stakeholders tenemos que sumar y en qué momento? ¿es interesante todo siempre para todos? La elección y basar la estrategia en nichos de público es lo que nos llevará al éxito. 

En esta estrategia, también el concepto de tiempo debe estar presente, ya que definirá los momentos y nos llevará de manera inevitable al cómo. En este sentido, la pandemia que hemos vivido en 2020 nos ha proporcionado algunas de las mejores campañas de los últimos años. Si lo analizamos, solo las marcas que tenían un propósito claro y coherente han continuado comunicando sin complejos: porque ya tenían una misión y, a pesar del contexto y el momento, no han resultado oportunistas. Todo lo contrario: lo han aprovechado y ha resultado como una oportunidad para adherir y para fidelizar. 

Nuestra labor como profesionales de comunicación será la de aprovechar todas las oportunidades que se presenten para transmitir ese propósito, hacerlo tan nuestro que esté totalmente interiorizado en los mensajes que se utilicen para las entrevistas con el CEO, en la comunicación interna, en los copies de las RRSS… en fin, que el ecosistema que creemos tenga en el centro esta misión. Pero, quizá, lo más importante sea que nosotros como guardianes de esos mensajes sepamos, además, transmitirlo con pasión. 


Agripina septiembre 2020
Descárgate GRATIS la versión LITE del número de septiembre de la revista CTRL
ESEM septiembre 2020
 
Grupo Control