Onlineprinters octubre 2019
 

Cuando el cambio es la única constante

Cuando el cambio es la única constante
Lunes, 21 de octubre 2019

"Mi obsesión ahora mismo, como líder de una organización, es interiorizar el cambio como el único elemento estable y predecible con el que podemos contar a la hora de planificar", nos confiesa Amaya Coronado, CEO de la agencia LOLA MullenLowe.

Nunca nos hemos enfrentado como especie a una transformación tan radical y veloz como la que vivimos actualmente. Y esto no ha hecho más que empezar. Sabemos que el ritmo se va a acelerar de manera exponencial cuando los millones de conexiones tecnológicas y humanas alcancen el punto crítico. Nos enfrentamos a un cambio sin precedentes en la historia de la humanidad, en nuestra manera de vivir, relacionarnos, consumir, trabajar o comprar. Pero no estamos hablando de un gran cambio después del cual podremos reestablecer el orden. Nos enfrentamos a un cambio como nunca lo ha habido y, además, se produce de forma encadenada. Podemos decir entonces que la única constante, por tanto, será la incertidumbre.

Pero, ¿podemos planificar para la incertidumbre? ¿Podemos crear cultura para la incertidumbre? ¿Podemos liderar para la incertidumbre? Sí, se puede. Pasa por rodearte de un equipo capaz de ejercitar la humildad y la valentía de enfrentarse a un folio en blanco sabiendo que no valen las reglas de siempre y que no hay nuevas reglas. Y que esté dispuesto a dar pasos sin ver el suelo sobre el que pisa.

Se sufre en el proceso, pero hay que sufrirlo juntos. Porque, como dice la célebre frase, cuya autoría no he conseguido encontrar pero que a mí me enseñó mi amigo y maestro Félix Lozano, “la mayoría de las personas no quieren ser parte del proceso, solo quieren ser parte del resultado. Pero es en el proceso cuando te das cuenta de quien merece estar en el resultado”.


Grupo Control