El género de los cojonxs

El género de los cojonxs
Viernes, 18 de septiembre 2020

Todes, todxs, todas y todos estaremos de acuerdo en que la lengua española tiene que resolver su género gramatical. O no. El caso es que, hasta el momento, la falta de decisiones oficiales -síntoma del inmovilismo- ha despertado la invención de los y las hablantes.

Parece que hay dos ganadoras: desdoblamiento (ellos y ellas) y género neutro con terminación en -e. En nuestro caso, como agencia afortunada, trabajamos para clientes con mucho interés en la inclusión, especialmente administraciones públicas. Sin embargo, a un o una copy el desdoblamiento no le sirve si quiere crear un hashtag, necesita acortar una cuña o cuentan sus palabras en los banners.

Probemos la otra opción entonces. Probablemente el uso de la terminación -e es demasiado poco común y puede que el receptor preste más atención a esta variación que al mensaje. Aun así, valdría la pena intentarlo, si no fuera porque tampoco funciona con todas las palabras. Como pasa con cliente. Y en catalán olvídate, pues la terminación -e se usa como género femenino. ¡Ayuda! ¿Alguna letra de la RAE en la sala?

Puede que este todavía no sea un problema a los ojos de todos los targets, pero cuidado, porque el día que lees el plural masculino y te sientes excluida no hay marcha atrás. Qué bonito sería que administraciones, empresas, agencias, medios y -muy especialmente- servicios de corrección lingüística nos uniéramos y pidiéramos lo que es nuestro: palabras para llegar a la puta calle.


Descárgate GRATIS la versión LITE del número de octubre de la revista CTRL
 
Grupo Control