BankinterAdvertisement
 

Experiencias phygital: la fusión de lo físico y lo digital

Experiencias phygital: la fusión de lo físico y lo digital
Lunes, 29 de enero 2024

Vivimos en una era donde las experiencias juegan un papel fundamental en la búsqueda de conexiones significativas con las audiencias. Estas experiencias, que abarcan tanto entornos físicos como digitales, están en auge y son más relevantes que nunca en la actualidad. Sin embargo, ¿cómo se están abordando las audiencias considerando que las personas se mueven libremente entre estos dos mundos?

El escenario postpandemia de la COVID-19 nos ha envuelto en un regreso, progresivo, pero sin pausa, a la interacción física, una condición natural e inherente al ser humano. Y es que, aunque el mundo digital ha demostrado su eficacia, el valor del contacto directo en eventos presenciales sigue siendo insustituible. La clave de todo esto, entendemos, es reconocer que cada tipo de experiencia tiene su propio valor y propósito, y no hay una jerarquía fija entre lo digital y lo presencial.

En nuestro caso concreto, desde MCI, se evalúan los eventos tanto en el mundo digital como en el mundo presencial por sus valores, componentes y tecnología. En este sentido, las experiencias digitales, por ejemplo, pueden alcanzar fácilmente una audiencia más amplia, ser más eficientes en menos tiempo y ofrecer opciones de monetización a través de la grabación y reutilización del contenido. Por otro lado, las experiencias presenciales destacan por su interacción directa, construcción de relaciones y experiencias tanto inmersivas como sensoriales, componentes que son más difíciles de lograr en el ámbito digital.

La tendencia hacia los eventos híbridos, que combinan audiencias presenciales y digitales, se ha considerado como el formato del futuro. No obstante, estos presentan una complejidad adicional, ya que se deben abordar las diferentes formas de interacción y atención en cada audiencia. En muchos casos, la atención se inclina más hacia uno u otro lado, y lograr un equilibrio perfecto es un desafío constante. En cuanto a cómo las empresas están utilizando lo digital y lo presencial, se observa una adopción más arraigada de experiencias digitales, especialmente para audiencias internas dispersas globalmente. Mientras que, por el lado de las experiencias presenciales, también están evolucionando, centrándose en aspectos como el engagement y networking que se logra vía la integración de nuevos formatos en los eventos.  Llegados a este punto nos preguntamos: ¿cuáles son las claves para crear experiencias que conecten realmente con la audiencia? Aquí, la comprensión profunda con nuestro público es fundamental. Se debe considerar los objetivos que nos marcamos en el engagement con la audiencia y adaptar la experiencia en consecuencia. Este enfoque personalizado evita el aburrimiento y maximiza la participación.

En la combinación de lo físico y lo digital, las ventajas y limitaciones de cada aspecto deben ser reconocidas. Los eventos físicos ofrecen interacción directa y experiencias sensoriales únicas, pero pueden ser logísticamente desafiantes y limitados en alcance por el coste que conlleva. Por otro lado, los eventos digitales permiten una mayor audiencia y eficiencia, pero a menudo carecen de la conexión emocional y la inmersión que brindan aquellas experiencias presenciales. La clave está en hacer que ambos aspectos se complementen, aprovechando lo mejor de cada uno.

Mirando hacia el futuro cercano, la generación de experiencias se dirige hacia un enfoque más centrado en el engagement, la creatividad y la sostenibilidad. Esta última, en particular, desempeñará un papel crucial en un mundo que busca reducir los viajes y abrazar alternativas digitales. La combinación inteligente de lo físico y lo digital seguirá siendo una estrategia efectiva para crear experiencias memorables y significativas en la nueva normalidad.


Aedemo febrero 2024
 
Lo más leído
Ayer
Semana
Mes
Año
1
Cargando...
2
Cargando...
3
Cargando...
4
Cargando...
5
Cargando...
 
 
Grupo Control
 
Kit Digital
Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia
Financiado por la Únion Europea - Next Generation EU