Truyol octubre 2019
 

La exploración impulsa la innovación y el crecimiento

La exploración impulsa la innovación y el crecimiento
Lunes, 01 de julio 2019

"Para mí la innovación surge de redefinir el contexto, el problema e incluso de formular de forma diferente las preguntas que nos hacemos". Así entiende la innovación Xavi Urbano, Development Director de MediaCom Spain.

Así hablaba de Innovación la oceanógrafa estadounidense Edith Widder, aunque si buscamos una definición más ortodoxa, la RAE recoge: Mudar o Alterar algo, introduciendo novedades. Para el Manual de Oslo, de 1997, es “utilizar el conocimiento, y generarlo si es necesario, para crear productos, servicios o procesos, que son nuevos para la empresa, o mejorar los ya existentes, consiguiendo con ello tener éxito en el mercado”. Vinculan la innovación con el hecho de producir, y siendo cierto, para mí la innovación surge de redefinir el contexto, el problema e incluso de formular de forma diferente las preguntas que nos hacemos. Es lo que produce una verdadera innovación, aunque no necesariamente adopte la forma de un producto o servicio; también puede ser un nuevo proceso, una forma diferente de gestión o incluso de hacer Comunicación, Publicidad o Marketing.

Está comprobado que la innovación con método y proceso, además de la libertad para experimentar, aporta nuevas vías de crecimiento. No es mágico ni inmediato y las grandes empresas pueden ser demasiado lentas para adaptarse a esto de la innovación. Esto es crítico en el área de marketing y comunicación, con una velocidad de cambio constante donde se toman y cambian decisiones a corto plazo, donde el comportamiento del consumidor y el consumo de medios ha cambiado a la velocidad del rayo por el efecto de fuerzas tecnológicas que a su vez han generado grandes cambios culturales. Hay marcas que han nacido al albor de la tecnología. Uber, Airbnb o Netflix, han surgido con la tecnología en su núcleo y con mentalidad digital. ¿Cómo pueden competir los viejos dinosaurios, enormes, burocráticos y tradicionales? Sí se puede. Con dedicar un poco de tiempo y echarle ganas. Muchas marcas que han sabido comprender al consumidor, colocarlo en su centro, transformarse radicalmente y competir de forma muy digna con las marcas nativas digitales. Mars, por ejemplo, cliente de la casa, puso un programa interno –Launchpad– que ayudaba a desarrollar, dar forma y gestionar agendas de innovación centradas en la tecnología y diseñadas para resolver desafíos empresariales críticos, navegar por tecnologías emergentes y ayudar a impulsar el crecimiento para el futuro. En las empresas, el primer paso es fomentar la cultura de la innovación, desde sus procesos y estructuras hasta el cambio de mentalidad, pasando por la formación de sus empleados. Y, a la vez, combatiendo la burocracia y los procesos rígidos y estancos… que no son más que dos reflejos del miedo y la resistencia al cambio, y, por lo tanto, el miedo a la innovación.

La innovación es necesaria y nos hace avanzar, pero creo que la mesura y el sentido común deben ser nuestra brújula. Hasta destapar una Oreo y lamerla separando sus dos capas es una innovación en consumo y que, además, inspira a la publicidad. Y hacerlo fue tan fácil como observar en la hora de la merienda a un niño.

Que hay que innovar, sí, pero antes de lanzarse conviene observar, entender el porqué y el para qué. Nuestro sector está hecho de ideas, de marcas y de talento. Funciona, vive y se nutre de ellas. Pero lo más importante: detrás de cada concepto están las personas. Para mí, ellas conforman el motor que impulsa la innovación. Siempre detrás de una gran innovación hay personas, siempre hay talento. Y es por ello, y no por otro motivo, que en nuestra agencia lo tenemos muy claro. Siempre, ‘People first, Better Results’.


Kanlli octubre 2019
 
Grupo Control