La importancia de retarlo todo

La importancia de retarlo todo
Miércoles, 13 de marzo 2024

"Solo puedes retar algo cuando gozas de libertad para decir con honestidad lo que piensas, aunque no coincida con lo que el anunciante hace, sin miedo a perder la cuenta".

Vivimos en un mundo en el que todo cambia constantemente. Un mundo en el que lo que ayer era dogma de fe hoy está cuestionado. En el que la forma de hacer las cosas de siempre ya no es garantía de éxito en el futuro, tal vez incluso lo contrario. En este entorno, las marcas necesitan más que nunca retar la forma tradicional de hacer las cosas. Esta disrupción es necesaria tanto para marcas líderes, que tienen que ir por delante para mantener su situación, como para marcas challengers, que tratan de desbancar el liderazgo del líder o, incluso, de cambiar las reglas del juego en su sector.

En VCCP aspiramos a ser el agente que ayude a las marcas a adoptar esa actitud retadora, somos “The Challenger Agency for Challenger Brands”. Les ayudamos a retar la forma tradicional de hacer las cosas, a retar sus propias categorías para ser disruptivos, y a retar la forma de ejecutar sus estrategias para hacerlo con una mayor calidad, más rápido y de forma más eficiente.

Para hacer realidad esta propuesta de valor, la forma de hacer las cosas como agencia y de relacionarnos con nuestros clientes no puede ser la usual en el sector.

Ser un challenger partner implica estar encasillado como especialista en solo una disciplina, porque la solución a los problemas de las marcas o la forma de identificar o explotar sus oportunidades, raramente proviene de una visión parcial.

Para ser challenger, hay que entender los objetivos reales del cliente y por qué está cumpliéndolos (o no). Solo así podemos recomendar lo mejor para hacerlos realidad.

Implica también no hacer las cosas como dice el cliente porque sí, sin entender por qué. Solo haciendo las preguntas correctas se puede hacer lo que se nos pide bien, y además de ello, proponer formas mejores de hacerlo.

Solo puedes retar algo cuando gozas de libertad para decir con honestidad lo que piensas, aunque no coincida con lo que el anunciante hace, sin miedo a perder la cuenta.

Un challenger partner no puede tener ningún interés económico en hacer una cosa frente a la otra. Solo desde la neutralidad no hay sesgos a la hora de recomendar una mejora a un cliente.

Implica también visión a largo plazo, porque solo mirando al futuro puedes construir algo con pilares sólidos y con impacto sostenible en el negocio.

Ser challenger no implica ser una agencia incómoda. De hecho, una agencia retadora es una agencia implicada, que quiere aprender del negocio del cliente para sumar valor.

Una agencia challenger se retará a sí misma para poder seguir retando a sus clientes. No repetirá una vez tras otra lo mismo, sino que se autoexigirá dar una vuelta de tuerca cada año.

Por último, solo se puede ser retador desde la humildad de saber que, precisamente por no saber más que nadie, puedes hacer preguntas diferentes frente a un problema, o puedes aportar ideas frescas, nuevas o diferentes, de esas que surgen de no estar demasiado condicionado y de mirar el mundo con ojos nuevos.

De hecho, cuando no eres challenger eres uno más entre la multitud. Otro que hace lo que se les dice para cobrar rápido y evitar el conflicto. En estos casos, a la larga las cosas dejan de funcionar y la confianza se erosiona.


Hyundai
Hispack 2024" "
 
Lo más leído
Ayer
Semana
Mes
Año
1
Cargando...
2
Cargando...
3
Cargando...
4
Cargando...
5
Cargando...
 
 
Grupo Control
 
Kit Digital
Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia
Financiado por la Únion Europea - Next Generation EU