Las oportunidades que ofrece el Social Ecommerce

Las oportunidades que ofrece el Social Ecommerce
Viernes, 10 de diciembre 2021

El Social eCommerce -la compra y venta de productos o servicios dentro de una plataforma de redes sociales- nunca ha ofrecido más oportunidades ni ha supuesto un mayor reto para los especialistas en marketing de casi todas las industrias. Pero no es tan difícil como muchos piensan que es.

En 2020, el uso de las redes sociales en EE.UU. experimentó un aumento promedio del 63% entre los miembros de la Generación Z, los Millennials y la Generación X. Y durante este año, solo en los EE.UU., más del 50% de los usuarios de redes sociales mayores de 18 visitarán Twitter, Instagram, Snapchat y Facebook a diario. Y están comprando. Se espera que el 44% de los usuarios de redes sociales de EE.UU. se conviertan en compradores este año, mientras que en China, el social ecommerce es 10 veces la escala de EE.UU.

En España, la situación es igualmente llamativa. El 85% de los internautas entre 16 y 70 años utilizan redes sociales, según datos de IAB, siendo el grueso, un 52%, los comprendidos entre 16 y 40 años. Facebook sigue siendo la red más conocida de forma espontánea, seguida de Instagram y Twitter y, en la edición 2021 del estudio, se incrementa de manera significativa las menciones en espontáneo a Tiktok. Además, según explica el mismo estudio, los más jóvenes (16-24 años) son los usuarios que utilizan mayor número de redes sociales. Casi el 50% de los internautas admite investigar en redes sociales un producto antes de realizar la compra y el 25% declara utilizar las redes sociales para realizar alguna compra. ¡¡¡Uno de cada cuatro internautas españoles!!!

Si aún no estás corriendo, es hora de colocarse ya en la parrilla de salida.

El Social eCommerce -la compra y venta de productos o servicios dentro de una plataforma de redes sociales- nunca ha ofrecido más oportunidades ni ha supuesto un mayor reto para los especialistas en marketing de casi todas las industrias. Pero no es tan difícil como muchos piensan que es y, aunque no hay una pista única para todos, es fácil saber por dónde empezar: por el ecosistema de e-commerce de tu marca hoy, y dónde te gustaría estar mañana.

Si el ecosistema de tu marca en la actualidad tiene una huella principalmente minorista, (e-retailer), es muy probable que el contenido esté optimizado para conversiones rápidas. Es posible que el ecosistema carezca de un vehículo para contar la historia de la marca, educar a los consumidores, generar participación y comunidades e impulsar la lealtad del cliente. El social e-commerce rellena estos huecos. Permitirá a los clientes y consumidores conocer las marcas de forma más orgánica y facilitará las compras impulsivas; permite a las marcas disfrutar de una clientela fiel, con mayor conocimiento de la marca; permite presumir de un sitio rico en contenido que atraerá a nuevos clientes para una experiencia de marca completa y aportará la captura de First Party Data. Si añadimos el plus de los anuncios pagados, el resultado será mayor tráfico e ingresos a tu tienda Direct to Consumer (DTC).

Si, por el contrario, el social commerce es nuevo para tu marca, es posible que estés llegando tarde, pero es casi seguro que estás un paso más cerca de lo que crees. Recomendamos utilizar tu ecosistema de comercio electrónico existente como punto de partida y, con un poco de pensamiento crítico, rápidamente conseguirás colocarte en la carrera por el comercio social.


Callao City Lights junio 2022
Descárgate GRATIS la versión LITE, La revista Ctrl ControlPublicidad celebra sus 60 años con un número histórico
 
 
Grupo Control