Publicación especializada en estrategias de marketing, publicidad y medios de comunicación.
Opinión

No tengamos miedo a la Inteligencia Artificial

No tengamos miedo a la Inteligencia Artificial
Comparte
viernes, 24 de marzo 2023

En los próximos diez años no habrá agencia o departamento de marketing y/o comunicación que no use su propia inteligencia artificial entrenada con su "know-how".

Uno de los padres de internet, Tim Berners-Lee, afirmó en la última conferencia mundial de la World Wide Web que la Web 3.0 será la Web 2.0 sin barreras. Desde Roman, consideramos que las agencias de comunicación tenemos que ser la vanguardia e interpretar correctamente esta ruptura de las barreras que se está produciendo actualmente con todos los cambios que están surgiendo durante la evolución de la web 2.0 a la web 3.0, ya que en estos cambios reside el futuro de la comunicación y el marketing.

Sin duda, de todo este cambio hacia la web 3.0 que estamos viviendo, existe uno que está siendo algo más silencioso y menos grandilocuente que el metaverso durante la pandemia: se trata de la inteligencia artificial basada en el modelo de lenguaje de gran tamaño (LLM).

Aquí entra en escena la fundación OpenAI que mostró a finales del 2022 al mundo una nueva aplicación lllamada ChatGPT que se convirtió en la aplicación que ha experimentado el mayor crecimiento de usuarios en la historia de internet (un millón de usuarios activos en tan solo cinco días). A día de hoy, millones de usuarios están probando y usando una inteligencia artificial que es capaz de generar textos muy logrados sobre temas complejos o dar respuestas a problemas cotidianos que tenemos en nuestro trabajo del día a día. Aunque la tecnología se está puliendo y las inteligencias artificiales deben entrenarse para poder ayudar a un trabajador con sus tareas cotidianas, sí podemos augurar que al igual que hace diez años aparecieron en las empresas, agencias y consultoras las figuras de social media managers, desarrolladores de apps, expertos en la nube o analistas de big data, en los próximos diez años no habrá agencia o departamento de marketing y/o comunicación que no use su propia inteligencia artificial entrenada con su know-how, que la mayoría de los empleados lo usarán en su día a día haciéndolos más productivos y que incluso algunos cambiaremos de profesión y acabaremos siendo entrenadores de inteligencia artificial o prompt engineering. 

Tras el auge de ChatGPT, Microsoft puso diez mil millones de dólares sobre la mesa para comprar el 49% de OpenAI y en Google saltaron todas las alarmas. Por primera vez, Google y su gran negocio como buscador se sentía amenazado y no era para menos. El 8 de febrero de este mismo año, tras solo un mes después de anunciar la compra mencionada anteriormente, Microsoft lanzaba una versión actualizada de su buscador Bing basada en ChatGPT. Esta versión ha tenido tanto éxito que han tenido que limitar la capacidad de procesamiento por usuario para no colapsar sus servidores.

Por lo tanto, no tengamos miedo, la inteligencia artificial no reemplazará a las agencias, pero sí serán las agencias que sepan usar la IA para mejorar sus servicios, su productividad y el bienestar de sus empleados, las que sí reemplazarán a aquellas que rehúsen a trabajar con esta tecnología.

Recibe nuestra
Newsletter

Con toda la actualidad informativa sobre el mundo de la publicidad, los medios y el marketing.

Comparte

RECIBE NUESTRA NEWSLETTER