¿Volver?

¿Volver?
Martes, 25 de mayo 2021

Ahora que parece que se empieza a ver una pequeña luz al final del túnel no hay manera de escaparse de una pregunta que quien más quien menos se ha hecho en los últimos meses: ¿Volvemos? Pero… ¿sí?, ¿cómo antes?, ¿todos?, ¿a ratos?, ¿según se vea?

En general, los extremos son poco agradables, son inflexibles, pero al menos tienen una cosa buena, son claros. O blanco o negro, o sí o no, o en casa o en la oficina. Y en esta época de pandemia, si algo hemos vivido es un extremo constante y continuado. Teníamos claro que lo recomendable era estar en casa y así lo aceptamos, por el bien de todos, nos gustara o no. Hasta aquí todo claro. 

Aceptemos que algunas cosas positivas ha tenido el teletrabajo pero estaremos de acuerdo que se han perdido otras muy buenas por el camino. Y ahí es donde los extremos pierden fuerza y entran los matices, tan presentes siempre en nuestra profesión.

Me niego a pensar que es positivo trabajar solo en casa en una profesión donde el intercambio de ideas, la ocurrencia, el contacto en definitiva, es tan necesario. Pero también me niego a pensar que es necesario perder horas en transportes y esperas para algunas reuniones que pueden solucionarse telemáticamente, de nuevo los matices.

Y es en ese ejercicio de gestionar los matices donde está lo complicado (como siempre, ¿qué os pensabais?)

Probablemente un sistema híbrido (otro palabro que tiene pinta de quedarse) es el que se acabará imponiendo.

Y mientras eso pasa nos tocará “matizar” el tamaño de la oficina, la coordinación entre equipos y la presencia en el lugar de trabajo como símbolo de estar trabajando. 

Eso sí, mucho me temo que los timings seguirán sin aceptar matices.


Descárgate GRATIS la versión LITE, Especial Agencias Indies 2021 de la revista Ctrl ControlPublicidad
 
 
Grupo Control