Yo estaba en el metro

Yo estaba en el metro
Miércoles, 21 de abril 2021

VOX entra en campaña con un cartel deliberadamente polémico para que cada uno se posicione con su respuesta. Nadie puede ignorarlo mirando para otro lado. Es el marketing de acción-reacción.

Mucho antes de que llegara al mundo del marketing la actual ola del branded content, el maestro Billy Wilder rodaba una película que podría utilizarse hoy en día en cualquier seminario como paradigma de esta técnica. El protagonista era el señor McNamara, un alto ejecutivo de Coca Cola interpretado magistralmente por James Cagney, al que la famosa compañía destina a Berlín en plena guerra fría. Con objeto de facilitarle la adaptación a una nueva cultura, le ponen un secretario oriundo que tiene la extraña costumbre de responder con un taconazo marcial a cada orden que le da su nuevo jefe americano. Como es lógico, esto hace sospechar a McNamara que su diligente secretario puede tener un pasado vergonzante en la traumática y reciente historia de Alemania. Dominado por una curiosidad perversa, acaba haciéndole la pregunta que ningún alemán quería escuchar en aquella época: “¿señor Schlemmer, dónde estaba usted en el año 33? La respuesta inicia uno de esos diálogos por los que el tándem Wilder/Diamond tiene un puesto de honor en la lista de los mejores guionistas de la historia de cine: “Yo estaba en el metro, señor?”, “¿En la resistencia?” “no, de conductor, no me enteré de nada”.

La película se rodó en el año 1961 y no tuvo el éxito que merecía porque las heridas de guerra estaban todavía muy recientes y se acaba de construir el muro de Berlín. Era demasiado pronto para bromear con ciertas cosas, y en este gag todo el mundo reconocía esa indulgencia con la que había que tratar a los antiguos enemigos fascistas ahora que el mundo occidental estaba en guerra contra el comunismo. Cincuenta años después, la cuestión no puede estar de más actualidad, aunque el chiste tal vez no funcionara igual de bien debido al avance de las tecnologías y el marketing político. Hoy en el metro sí te enteras de lo que está pasando. Solo hay que ver el famoso cartel de Vox que ha incendiado las redes este mes. El acalorado debate online y la denuncia ante la junta electoral que ha suscitado no puede considerarse un error de marketing. Más bien hay que suponer que lo que está pasando es exactamente lo que el “anunciante” buscaba: un desafío a la opinión pública y a sus rivales políticos. Ahora es el momento de ver si también en este caso algunos van a responder con la indulgencia que McNamara escuchaba las explicaciones de su secretario Schlemmer. Al fin y al cabo, y según dicen algunos, hoy también estamos en la guerra contra el comunismo… y hay que hacer este tipo de concesiones.

 


Premios Impacte 2 octubre 2021
Descárgate GRATIS la versión LITE, La revista Ctrl Control Publicidad lanza su número de octubre 2021
PHD 29 de septiembre 2021
 
 
Grupo Control