Coca-Cola Zero Azúcar
 

Los becarios de la publicidad piden ayuda a sus patrones

Los becarios de la publicidad piden ayuda a sus patrones
Lunes, 25 de enero 2021

La organización Basic Label ha recuperado uno de los elementos religiosos más clásicos para celebrar el Día de la Publicidad: las estampas. La idea es pedir a los Santos Publicito y Publicita que animen a escuelas y agencias a reaccionar y sumarse a las reivindicaciones de los becarios para acabar con su precariedad laboral.

Sin perder de vista su lucha contra la precariedad que afecta a los becarios de la publicidad, la plataforma Basic Label ha llevado a cabo un particular homenaje a San Publicito y Santa Publicita, creada esta última por la agencia Grow con el fin de visibilizar a las mujeres que trabajan en publicidad. 

“Lo que nosotros hacemos básicamente en nuestro día a día es pedir derechos laborales para los becarios. Nos dimos cuenta de que ‘pedir’ es justo lo que se hace cuando se reza a un santo y no podíamos desaprovechar la oportunidad de celebrar el Día de la Publicidad pidiéndole a nuestros patrones que nos echen una mano”, explica el equipo de Basic Label, que ha creado un total de tres estampas para la ocasión, las cuales se podrán ver en sus redes sociales en los próximos días.

La encargada de diseñar las estampas ha sido María Prado — Directora de arte y Socia Fundadora de Basic Label —, quien también está detrás de la identidad visual de la iniciativa. Los textos, los firman Alberto Sánchez y Mariajo Jiménez — redactores creativos y también Socios Fundadores del proyecto—.

Cada una de las estampas incluye una oración diferente dirigida a los patrones de la publicidad. Son plegarias que, a pesar del toque humorístico, mantienen el tono reivindicativo que caracteriza a Basic Label y mediante las cuales se pide a los santos que impulsen a las escuelas y agencias de publicidad para que reaccionen y se unan a la iniciativa.

Para las agencias y escuelas, unirse a Basic Label implica comprometerse a cuidar los becarios — remuneración mínima de 300 euros mensuales, sinceridad sobre el futuro del becario en la agencia, derecho a vacaciones y provisión de equipo técnico—  y, a cambio, poder identificarse con su sello de calidad, que certifica su compromiso. “Muchos dicen que pedimos poco, pero creemos que ir paso a paso es la manera más eficiente de progresar. Una vez consigamos un apoyo mínimo, tendremos más margen para dialogar e ir ejecutando avances hacia la consecución de unos derechos básicos para los becarios de publicidad”, concluyen con firmeza los miembros del equipo.


Wavemaker mayo 2021
Descárgate GRATIS la versión LITE, La revista Ctrl ControlPublicidad reivindica el sentido del humor
 
 
Grupo Control