Botella de Pascual hecha con materiales de origen vegetal

Botella de Pascual hecha con materiales de origen vegetal
Miércoles, 20 de octubre 2021

Las nuevas botellas de leche de Pascual se componen en un 28% de materiales renovables elaborados a partir de caña de azúcar, sustituyendo así a los materiales de origen fósil y reduciendo las emisiones de CO2.

Pascual lanza una botella de leche fabricada a partir de materiales de origen vegetal, con un 28% de resina vegetal producida a partir de caña de azúcar. Con la introducción de este nuevo material, bautizado como Biopet, las nuevas botellas de Leche Pascual disminuirán la cantidad de plásticos de origen fósil introducidos en el mercado y reducirán las emisiones de la compañía. El nuevo envase estará disponible para la gama de leches clásicas (leche Entera, Semidesnatada y Desnatada) y tendrá un mayor tamaño de 1,5 litros, respondiendo a las nuevas demandas de los consumidores, identificadas por la compañía. “Estamos constantemente buscando nuevos caminos para aplicar la innovación a nuestros envases y hacerlos más sostenibles. Ya fuimos pioneros en España al introducir el primer Tetra Brik aséptico en 1973, y el año pasado lanzamos el primer Tetra Brik para leche UHT con un 89% de materiales procedentes de fuentes renovables, el más sostenible del mercado”, declara Javier Peña, Director del negocio lácteo y bebidas vegetales de Pascual.

Las nuevas botellas convivirán en los puntos de venta con este envase que Leche Pascual inauguró en 2020, el Tetra Brik Aseptic Bio-based, fabricado a base de caña de azúcar y cartón FSC, que proviene de bosques gestionados de manera responsable y otras fuentes controladas, según los criterios del Forest Stewardship Council.

Las nuevas botellas de Leche Pascual también incorporarán otros elementos para aportar mayor valor añadido al formato, como su nuevo tapón sin aluminio fácil de abrir -girar y servir-, boca más ancha que facilita en vertido y un retráctil agrupador más sostenible con un 85% de plástico reciclado (rPET). “Las nuevas botellas fabricadas a partir de materiales de origen vegetal son la muestra de cómo Pascual aplica la innovación para reducir su impacto medioambiental en cada fase de la cadena de valor. Esta estrategia de sostenibilidad 360º responde directamente al propósito de la compañía: mejorar la calidad de vida de las personas aportando valor en las comunidades donde estamos presentes”, recalca Peña.

Más de 50 años comprometidos con el sector ganadero

Pascual fija población en el medio rural gracias a la colaboración estrecha con sus ganaderos: el 85% lleva con Pascual más de 15 años y con ellos trabaja diversos programas de eficiencia productiva para ayudarles a rentabilizar y mejorar su producción. De esta manera, la compañía quiere dar vida a los pueblos de la “España Vaciada” apostando por productos de origen 100% local e impulsando las economías rurales en las que desarrolla su actividad, a través de la generación de empleo y la adquisición de bienes y servicios.

Además, Pascual anuncia que va a seguir desarrollando, en los próximos años, un ambicioso proyecto sostenible: humano, social, medioambiental y económico, que cuide a toda la cadena de valor, desde el productor al consumidor final. Siempre buscando dar lo mejor en cada eslabón del proceso y ofreciendo un producto sostenible, responsable y de la máxima calidad.


 
Grupo Control