Coca-Cola Zero Zero
 

Nuevos tapones adheridos a las botellas de Coca-Cola

Nuevos tapones adheridos a las botellas de Coca-Cola
Jueves, 29 de julio 2021

Coca-Cola da un paso más en su compromiso por conseguir "Un Mundo sin Residuos" y en su estrategia de sostenibilidad "Avanzamos" para Europa Occidental con la primera prueba piloto de tapones adheridos a la botella en España.

En línea con los requisitos de la directiva europea sobre plásticos de un solo uso, que entrará en vigor en julio de 2024, Coca-Cola ha querido adelantarse y en mayo de 2021 ha comenzado la fabricación de los primeros tapones adheridos a la botella en su planta de Barcelona. Esta prueba piloto servirá para poner a prueba el proceso de producción de los tapones, valorar su rendimiento en climas cálidos y recoger la respuesta de los consumidores a esta innovación antes de proceder a su implantación gradual en otros países a finales de 2021.

“Con este hito, además de comenzar a adaptarnos paulatinamente y con antelación a la legislación europea, queremos lanzar un mensaje al consumidor: disfruta de tu bebida, vuelve a cerrar el tapón y recicla la botella y el tapón juntos. Este mensaje contribuye precisamente a nuestra visión de trabajar juntos para conseguir Un Mundo Sin Residuos, comprometiéndonos a recoger todos los envases que vendamos para 2030”, apunta Ana Gascón, Directora de la Estrategia de Sostenibilidad de Envases para Europa en The Coca-Cola Company. “Estamos especialmente orgullosos de que España sea el primer país en poner a prueba la producción y el rendimiento de los tapones en climas cálidos, antes de que se inicie un despliegue más amplio en España y en otros países”.

Desde principios de julio las botellas con los nuevos tapones están ya a la venta en determinados puntos de venta de Cataluña, Baleares, Aragón, Canarias (Tenerife, Gran Canaria), Andalucía (Granada, Jaén, Málaga, Almería, Cádiz, Sevilla) y Toledo. La prueba, que es temporal, durará 10 semanas y se comercializarán 6 millones de botellas con los nuevos tapones en las botellas de plástico de 500 ml de todas las variantes de Coca‑Cola (Sabor original, Zero azúcar, Sabor Light y Zero azúcar y Zero cafeína) y de Schuss.

Estos nuevos tapones suponen un gran paso para Coca-Cola en su hoja de ruta y apuesta por la eco-innovación y el diseño. Desarrollados en el centro de I+D de Coca-Cola en Bruselas, su diseño se ha trabajado junto a proveedores, realizando pruebas entre los consumidores para desarrollar una solución que ofrezca una experiencia cómoda y agradable de consumo, garantizando la seguridad y calidad que caracterizan a las bebidas de Coca-Cola, y que, a la vez, se adapte a los requisitos de la directiva europea. En cuanto a la innovación, esta radica en el anillo que rodea el cuello de la botella, al que se ha incorporado una lengüeta que mantiene el tapón unido al envase una vez desenroscado, a la vez que sigue permitiendo su cierre hermético.


 
Grupo Control