Coca-Cola Zero Zero
 

P&G planta 10.000 árboles en zonas incendiadas de Castilla y León

P&G planta 10.000 árboles en zonas incendiadas de Castilla y León
Lunes, 30 de agosto 2021

P&G reforesta una superficie de cerca de 100.000 m2 de bosque en Castilla y León con especies de árboles autóctonas como el castaño, el roble, o el aliso, creando ecosistemas forestales dinámicos y diversos que ayudarán a dificultar la propagación de incendios.

Procter & Gamble (P&G) colabora con Reforest´Action con el objetivo de recuperar los ecosistemas forestales afectados por los incendios para revitalizar así la biodiversidad local, fomentar el desarrollo del mundo rural y frenar la desertificación. Así lo ha anunciado la compañía, que contribuirá a la regeneración de cerca de 100.000 m2 de bosque en la comunidad autónoma de Castilla y León con la plantación de 10.000 árboles autóctonos. La compañía ha desarrollado una campaña específica para contribuir a esta iniciativa a través de sus marcas durante los meses de abril y mayo. Así, por cada cesta de productos de P&G comprada por sus consumidores, P&G ha apoyado la reforestación de 1m2 de bosque.

Varias provincias de Castilla y León sufrieron una serie de incendios forestales de gran impacto ambiental durante los años 2005 y 2016, que afectaron a un área de cerca de 250 hectáreas, provocando una pérdida de biodiversidad y recursos naturales de gran riqueza. Ahora, gracias a este proyecto conjunto con la iniciativa Reforest’Action y la firma especializada en gestión de bosques Sylva Nova, P&G contribuirá a recuperar un ecosistema dinámico y diverso con la plantación de distintas especies autóctonas, como el castaño, el roble, el aliso, el pino rodeno o el pino negro, de manera que la propia composición del bosque dificulte la propagación de incendios. Además, también se plantarán árboles frutales como el cerezo para incrementar el potencial de la biodiversidad del bosque. La presencia de árboles también humedece el aire, enriquece el suelo y evita la erosión, mejorando su capacidad para filtrar agua. Esto evita la desertificación del terreno y que las precipitaciones deriven en las corrientes de agua superficial que generan corrimientos de tierra e inundaciones.

Además, los bosques de estas regiones son hábitat natural de mamíferos de especial vulnerabilidad como el lobo ibérico o el oso pardo. De hecho, el área forestal repoblada es capaz de albergar unos 30.000 refugios de animales de distintas especies. Esta iniciativa también tiene un impacto positivo en las condiciones socioeconómicas de la zona, ya que permite impulsar el desarrollo económico en el entorno rural y hacer del bosque un agente dinamizador para la actividad económica de la zona, algo de vital importancia en una provincia que sufre los efectos del abandono de los entornos rurales, especialmente en los segmentos de población más jóvenes. Se calcula que con la plantación de estos 10.000 nuevos árboles se han generado 1.429 días de trabajo en el área.

Según afirma Elio Estévez, Director de sostenibilidad y comunicación científica de P&G España y Portugal, “Revitalizar el bosque es también revitalizar estas regiones y fomentar modelos de desarrollo económico sostenible respetuosos con el medioambiente. Creemos que los recursos forestales tienen el potencial para ser fuente de riqueza y creación de empleo para la ciudadanía”, ha afirmado. La compañía mantiene una serie de objetivos de sostenibilidad englobados en su modelo de crecimiento sostenible ‘Ambición 2030’ en el que busca alcanzar la neutralidad de carbono de sus operaciones a nivel global esta misma década.


 
Grupo Control