Onlineprinters agosto 2016
 

10 embajadores de marca "caídos en desgracia"

10 embajadores de marca 'caídos en desgracia'
Martes, 19 de julio 2016

Si una popular actriz ficha por una campaña para fomentar el consumo de leche y luego luce un aspecto anoréxico o un deportista de élite, que lo gana todo y cuenta con numerosos patrocinios, reconoce haber recurrido a las drogas en todas las competiciones, las marcas se echan a temblar. Te dejamos los diez fallos en la elección de embajadores de marca más sonados.

1. Leo Messi ha sido y es imagen de muchas campañas: su indiscutible talento futbolístico y su aparente humildad hacen de él un personaje muy atractivo para las marcas que quieren vincular sus valores a los del delantero del Barça. No sabemos si su condena a 21 meses de cárcel por fraude fiscal perjudicará sus pingües ingresos publicitarios, pero lo cierto es que la polémica campaña a su favor, bajo el lema "Todos somos Messi", parece indicar que se le va a perdonar su "desliz" con Hacienda.

2. Después de seis años de relación, Accenture decidió prescindir de su embajador de marca estrella, el golfista Tiger Woods, por el escándalo provocado por sus repetidas infidelidades matrimoniales (algo prácticamente imperdonable en Estados Unidos). Lo cierto es que la consultora de gestión, tecnología y outsourcing no quiso verse involucrada en el declive personal y profesional de Woods, y alegó que "si éste ya no jugaba al golf, la publicidad programada con él ya no tenía sentido".

3. Una fotografía en la que Kate Moss aparecía esnifando cocaína supuso la cancelación de varios contratos millonarios de la supermodelo con marcas como Channel, Burberry o H&M. En realidad, no cancelaron los contratos sino que se limitaron a no renovarlos para no tener que dar demasiadas explicaciones. Sorprendentemente, Kate resurgió de sus cenizas y hoy en día sigue siendo embajadora de marcas tan potentes como Adidas o Topshop.

4. El nadador y medallista olímpico Michael Phelps también sufrió las consecuencias de la publicación de una fotografía en la que aparecía fumando marihuana en una fiesta de la Universidad de Carolina del Sur. Kellogg´s canceló inmediatamente su contrato, pero Subway supo aprovechar la circunstancia fichando a Phelps para protagonizar una campaña bajo el lema "Be Yourself" (Sé tú mismo).

5. Si quieres lanzar tu producto a lo grande en Estados Unidos, pocas personas transmiten tanta credibilidad como la televisiva Oprah Winfrey. Microsoft lo sabe bien y contrató a la estrella para presentar su nueva tableta. Oprah se encargó de hacer público que la Microsoft Surface Table era una de sus cosas favoritas del año 2012 con tweets como "Love that Surface!" El problema fue que dicho tweet fue enviado desde un iPad, lo que dejó en evidencia que la tableta de Microsoft no tenía una app para Twitter.

 

6. En el año 2004 Got Milk?, un movimiento muy popular en Estados Unidos para fomentar el consumo de leche, contrató a las hermanas Olsen ("Padres forzosos") como embajadoras de marca. Tal y como ya hicieran otros muchos famosos, las actrices y empresarias de moda posaron para las cámaras con el ya clásico "bigote de leche". Al poco tiempo surgieron rumores sobre su afición a las drogas y, para colmo, Mary-Kate empezaba a sufrir los efectos de una galopante anorexia. La esquelética y poco saludable figura que lucía en sus apariciones públicas llevó a Got Milk? a suspender la campaña. 

7. Hay veces en las que el fallo es provocado por la elección de un personaje inadecuado para la marca. Es el caso de la contratación de la actriz Sarah Jessica Parker por parte de GAP, una firma de moda caracterizada por su estilo casual y nada pretencioso. Todo lo contrario al estilo glamuroso y amante de las marcas de lujo que lucía Carrie Bradshaw en la serie "Sexo en la ciudad".

8. Cuando una chica de 19 años acusó de violación a la estrella de la NBA Kobe Bryant, éste perdió contratos millonarios con marcas como McDonald´s, Ferrero (Nutella) o Coca-Cola (Sprite) que apuntan a un target familiar. Bryant admitió haber sido infiel a su mujer, pero alegó que el sexo mantenido con la joven había sido de mutuo consentimiento. Los cargos en su contra acabaron siendo retirados, pero el daño ya estaba hecho.

9. La estrella de Íker Casillas se fue apagando poco a poco cuando dejó el Real Madrid para fichar por el Oporto. El que fuera el niño mimado de la publicidad española pasó de trabajar con marcas como Coca-Cola, BBVA, Adidas, Mahou o Hyundai a prestar su imagen al despacho de abogados Arriaga Asociados o Dentix. El cambio cualitativo y ,seguramente también económico, es evidente.

10. El escándalo provocado por el repetido y calculado dopaje del ciclista Lance Armstrong es uno de los mejores ejemplos de la caída en desgracia de un embajador de marca. Y es que Armstrong era considerado un héroe americano que no sólo triunfaba en las competiciones deportivas, sino que también supo vencer al cáncer con singular arrojo y valentía. Una vez destapados todos sus fraudes y mentiras, el ciclista perdió contratos millonarios con múltiples marcas, siendo el de Nike el más sustancioso.


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing