Onlineprinters agosto 2016
 

La clave está en el cerebro

Miércoles, 05 de enero 2011

Control entrevista a Ana Lamas y Eva López, directora general y directora creativa de Five Rooms respectivamente

Five Rooms cree en la neurocomunicación. Es su bandera, su filosofía y su modus vivendi. De hecho, tal como ellos mismos proclaman, “no somos una agencia de publicidad, somos una agencia de neurocomunicación”. Porque al final una marca no deja de ser lo que el consumidor percibe que es y ahí, el cerebro tiene mucho que decir. Para conocer mejor cómo trabajan hemos hablado con Ana Lamas, su directora general, y Eva López, su directora creativa.

 

Control.- Empecemos por los orígenes de Five Rooms.

A. Lamas.- Five Rooms como agencia tiene cinco años. Lo que ocurre es que su origen está en otra compañía que llevaba en el mercado cerca de diez y que tenía el nombre de Trampolín de Comunicación. Así que en realidad tendría que hablarte del nacimiento de Trampolín que tiene lugar cuando yo salgo de una agencia en la que estaba trabajando y tras esa salida varios clientes me preguntan por qué no monto una asesoría de marketing y a raíz de ahí empezó a crecer una estructura que había empezado muy pequeña y así, hasta día de hoy.  Lo del cambio de nombre obedece a una necesidad que nos parecía obligada porque el de Trampolín se nos antojaba obsoleto. Y además, empezamos a desarrollar un nuevo sistema de trabajo y de hecho, se llama Five Rooms porque precisamente dentro de ese sistema hay cinco áreas.

 

 

Ana Lamas

 

 

Control.- Y actualmente

A. Lamas.- Five Rooms empezó con unas diez personas y ahora somos diecinueve. En estos cinco años no hemos parado de crecer a todos los niveles y eso nos hace pensar que algo estamos haciendo bien. También es verdad, y eso es algo que siempre digo, que también depende mucho del momento, de la suerte, de los clientes que tengas…

 

Control.- ¿Y qué clientes tenéis?

A. Lamas.- Tenemos un poco de todo. Está Tien21, Pablosky que incluye a otras dos marcas como son Nasa y Footgol, Samsung, International House, Saint-Gobain, La vaca que ríe, Endesa (la parte de comunicación interna) que la acabamos de ganar hace poco.

E. López.- Desde el punto de vista creativo un cliente como Tien21, por ejemplo, te obliga por un lado a desarrollar un trabajo más de batalla en lo que son las promociones de cada mes pero la parte de televisión y publicidad en general, para lo que es el sector en el que se mueve, puedes recrearte bastante. Luego, todas las cuentas de Pablosky son bastante creativas y también hay cuentas que te sorprenden porque te esperas que sean menos creativas de lo que acaban siendo. Nos está ocurriendo con Endesa donde estamos haciendo cosas con mecánica de marketing directo dirigidas a los empleados pero muy creativas.

 

Control.- Porque a nivel creativo, ¿cómo está estructurada la agencia?

E. López.- Somos siete personas y estamos estructurados en tríos más que en parejas. Son tríos de dos artes y un copy porque así lo requiere el trabajo que hacemos (clientes como Tien21 requieren de mucho folleto, mucho trabajo visual). En mi caso, además de ser la directora creativa, soy también copy y también trabajo en las campañas planteando ideas y escribiendo textos. Sin embargo, los equipos tampoco son siempre los mismos porque apostamos mucho por la flexibilidad. Nos parece estimulante y práctico.

 

 

Eva López

 

 

Control.- Vosotros Ana sois independientes y eso evidentemente conlleva ventajas y desventajas. Háblanos de ellas.

A. Lamas.- Reaccionar muy rápidamente es una de las grandes ventajas y eso para nosotros resulta fundamental. Esa flexibilidad si fuéramos una multinacional no la tendríamos y te lo digo por propia experiencia. Otra gran ventaja es el estar estructurados de una forma totalmente distinta con equipos muy especializados. En Five Rooms no hay ejecutivos de cuentas. Todas las personas que tenemos en cuentas son profesionales del marketing con peso porque lo que necesitamos es que cuando estén con el cliente tengan capacidad de decisión. Otro ejemplo es el ingeniero informático que tenemos para el departamento de nuevas tecnologías. En definitiva, lo que queremos es que toda esa gente sea muy especializada porque nuestro problema es que tenemos que ser mejores.

En cuanto a los inconvenientes, el ser menos conocidos, no tener el apoyo del grupo internacional que evidentemente te da mucha estabilidad y por supuesto no poder acceder a según que clientes.

 

Control.- Five Rooms es una agencia especializada en neurocomunicación, ese es vuestro trademark.

A. Lamas.- Nosotros siempre hemos pensado que la publicidad tiene que ser efectiva y tiene que interactuar. A partir de ahí lo fundamental es conocer cada vez mejor a tu consumidor. Las nuevas tecnologías lo que hacen es ayudarnos en esa dirección. Y la neurocomunicación lo que nos permite es conocer mejor el cerebro de nuestro consumidor. Sin olvidar que actualmente ese consumidor recibe miles de impactos provenientes de infinidad de medios distintos lo que significa que llegar a él/ella cada vez es más complicado. De lo que estoy convencida es que las nuevas tecnologías nos ayudan en pos de ese objetivo y eso nos obliga a estar muy al día de todas ellas. Por ejemplo, resulta fundamental saber que el lado derecho del cerebro es más emocional que el izquierdo.

E. López.- La neurocomunicación, desde el punto de vista creativo no te limita, lo que hace es enfocártelo. Te marca el camino. Sabemos que el cerebro actúa mucho por vínculos emocionales y por lo tanto hay determinadas campañas o determinadas acciones a las que el consumidor va a ser más receptivo. Te puedo asegurar que me facilita muchísimo el trabajo.

 

(Puedes leer la entrevista completa en el número 574 de la revista CONTROL)


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing