Onlineprinters mayo 2016
 

Sympathy for Risto

Sympathy for Risto
Lunes, 28 de abril 2014

Risto Mejide se asoma a la portada del Anuario 2014 de Ctrl y aprovechamos para charlar con él: si le hablas de su fama de malo, él responde que peor es que se considere malo decir lo que se piensa.

¿Qué se le pide a un creativo? Que sepa comunicar. Risto Mejide se sabe comunicar muy bien y con ese talento ha hecho de sí mismo su mejor campaña. Con ello no solo se ha convertido en una de las marcas con más notoriedad del sector publicitario español (una de las pocas que traspasa las fronteras estrictamente profesionales para hacerse generalista) sino en un “case study” andante y mutante que enseña muchas cosas sobre el mundo en el que vivimos pero que difícilmente se puede imitar o reproducir. A eso se le llama ser único; es decir, lo que buscan todas las marcas.

¿Te sigues considerando publicitario?

Más que publicitario yo siempre me he considerado publicista y de hecho, me parece importante distinguir entre publicista y publicitario. Para mi el publicista es el que escribe para un público, el que comunica para un público a través de diferentes medios. En ese sentido siempre he sido comunicador ya fuera para marcas, a través de un libro, o a través de un programa de televisión.

¿Anticipabas la evolución que iba a sufrir la publicidad y la comunicación en general?

Te diría que en mi carrera profesional se ha reflejado lo que posteriormente hemos querido reflejar en Aftershare y me refiero a la confluencia entre contenidos y marcas. Al final lo que me ha ocurrido a mi en televisión tiene mucho que ver con lo que le ha ocurrido a Aftershare en el sector publicitario, que es que nos hemos posicionado cada vez más cercanos al contenido.

Y esa evolución hasta convertirte en un personaje público, ¿cómo lo llevas?

Al final me parece importante distinguir entre notoriedad, influencia y relevancia.

Pero en tu caso, ¿no crees que se dan las tres?

No, en absoluto, para mi alguien relevante es por ejemplo un médico, alguien que te salva la vida. Si hablamos de influencia, sí te diría que he vivido una segunda ola en la que mi “marca” (tú le has llamado personaje pero yo lo calificaría como marca) se ha ampliado a través de las redes sociales y las he utilizado para influir, algo de lo que me siento muy orgulloso (me refiero a mi gestión de las redes sociales). Y por último está la notoriedad, que es simplemente que la gente te reconozca por la calle, pero todos sabemos que la notoriedad pasa, es algo efímero, y así tiene que ser conmigo y con todo el mundo.

¿Entonces te consideras una marca?

Si, pero igual que también tú eres una marca. Precisamente las redes sociales lo que han hecho es poner a nuestra disposición herramientas que hasta ese momento solo estaban al al- cance de una marca comercial.

¿Te parece necesario que dentro del mundo del espectáculo haya gente como tú y como otros que aporten algo que tenga cierto peso, cierta trascendencia?

Más que eso yo te diría que me parece más importante ser auténtico a la hora de utilizar los medios. En toda relación entre una persona y un medio hay una manipulación mutua y en ese proceso tú tienes esa capacidad para hacer llegar tus mensajes y ahí radica el éxito. De todas formas me parece que se comete un error cuando se piensa que todo el mundo tiene que ser trascendental cuando aparece en un medio porque al final la gente también necesita distraerse, entretenerse. Las cosas triviales son necesarias y más en los tiempos actuales. No puedes pasarte todo el día cabreándote, denunciando... no es bueno ni para ti ni para la gente.

 


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing