Publicación especializada en estrategias de marketing, publicidad y medios de comunicación.
Empresas y Negocios

Cómo combatir el acoso escolar con tecnología

Cómo combatir el acoso escolar con tecnología
Comparte
jueves, 2 de mayo 2024

Con motivo de la celebración del Día Internacional contra el Acoso Escolar, SPC nos da una serie de consejos para proteger a nuestros hijos del ciberacoso. Además del uso de sistemas de control parental, es especialmente importante educar y concienciar a los menores sobre los peligros de compartir información personal en las redes y la necesidad de respetar las normas sociales en el entorno digital.

SPC, marca española de electrónica de consumo, comparte con nosotros una serie de consejos para que los adultos ayuden a los más pequeños a usar correcta y responsablemente los dispositivos tecnológicos para protegerles del acoso y ciberacoso.

  1. Mediación familiar: el acoso escolar, un tema para tratar en casa. El primer paso para tratar de evitar el acoso escolar se tiene que dar en casa a través de la educación y, sobre todo, de la comunicación. Debemos ser capaces de, mediante el diálogo y la comunicación, transmitirle al menor los valores que necesita para respetar a sus compañeros y, por supuesto, que conozca los beneficios y los riesgos que conlleva la tecnología. Así, con estas conversaciones desarrolladas de manera cercana y natural en el seno de la familia, basadas en la confianza, nos será mucho más fácil y eficaz implementar normas de uso de la tecnología, resolver dudas que les puedan surgir a los niños, detectar y evitar posibles situaciones de acoso y ciberacoso, y mucho más.
  2. Privacidad y anonimato en internet. Debemos enseñar a los niños que las contraseñas de las cuentas y perfiles sociales solo las deben conocer ellos y, como mucho, sus padres si así lo han decidido en el ámbito familiar; no se deben compartir con nadie más. También han de saber que si un menor decide etiquetar a otro en una publicación en las redes, o bien comparte unas imágenes o un vídeo acompañado por otro usuario, debe solicitarle antes permiso. Lo mismo ocurre si el pequeño decide compartir una fotografía o vídeo suyo: debe conocer la importancia de lo que está haciendo y saber que ya no va a poder tener ningún control sobre esa imagen que ha enviado. Tampoco deben compartir información suya, como el nombre de su colegio o dónde viven, a los usuarios de internet, ya que no se sabe quién se esconde detrás de un perfil o pseudónimo. No debemos olvidar hablarles de las netiquetas, las normas sociales digitales que buscan regular el comportamiento de las personas en Internet para crear, entre todos, entornos seguros y respetuosos. Así, sabrán cómo comportarse en la red y evitar sufrir o generar ciberacoso.
  3. Sistema de control parental. Los padres pueden servirse de softwares de control parental para que en todo momento sepan qué hacen los menores en sus dispositivos y puedan limitar los accesos a ciertas apps o webs, así como el tiempo de uso de los equipos tecnológicos o de ciertas aplicaciones. La mayor ventaja de sistemas como Family Link es que es una herramienta para controlar el uso de los dispositivos por parte de los niños. Esto, junto con la mediación familiar, va a ser clave para enseñar a los pequeños los límites que no deben traspasar a la hora de usar sus dispositivos tecnológicos.

Recibe nuestra
Newsletter

Con toda la actualidad informativa sobre el mundo de la publicidad, los medios y el marketing.

Comparte

Noticias Relacionadas

No se han encontrado noticias relacionadas.

RECIBE NUESTRA NEWSLETTER