Coca Cola julio 2020
 

Rodajes publicitarios en tiempos de pandemia

Rodajes publicitarios en tiempos de pandemia
Miércoles, 17 de junio 2020

Hemos charlado con Adriana Piquet (Directora general de la Asociación de Productoras de Cine Publicitario), Mireia Martínez (socia de Igloo Films) y Cristina Rego (directora de publicidad de Deluxe Spain) sobre el futuro de los rodajes publicitarios después de la pandemia y sus comentarios demuestran que este sector es resiliente por naturaleza.

Suponer que una “nueva normalidad” llegará a los roda
jes publicitarios después de la pandemia implica admitir que alguna vez hubo normalidad en los rodajes, algo que cualquier veterano que haya trabajado en producción podría poner en duda con una irónica sonrisa. Los rodajes,
 al menos los más complejos, están siempre sujetos a una casuística imprevisible cuya envergadura es directamen
te proporcional a la dimensión del equipo técnico y artístico necesario para trasladar a imágenes el guión creado por los creativos. Luchar contra los imprevistos de presupuesto, calendario o creatividad, entre otros, es parte del juego, y probablemente nadie aspira a convivir sin ese componente aleatorio de anormalidad; algunos incluso lo consideran la sal de la vida del productor. 

No obstante, que no haya ni se pretenda alcanzar una nueva normalidad no significa que los profesionales del sector no estén preocupados por las consecuencias de los cambios en las maneras de convivir y trabajar. Parece evidente que los rodajes publicitarios no van a ser como antes del confinamiento; al menos por un tiempo largo que se extenderá probablemente hasta que haya una vacuna contra la Covid-19. Igual que sucede con la producción de contenidos de ficción para televisión y cine, la publicidad está enfrentándose al reto de seguir rodando sin poner en riesgo la salud de los profesionales. Y lo hace cuando aún hay demasiadas incógnitas sobre el virus y sus consecuencias.

La APCP (Asociación de Productoras de Cine Publicitario) reaccionó con rapidez ante la emergencia y ya en el mes de abril publicaba un primer protocolo de rodaje para tiempos de pandemia, cuando todos estábamos aún en pleno confinamiento y el gobierno aún no había hablado de las famosas fases de la desescalada. Este protocolo ha experimentado ya varios cambios para adaptarse a las nuevas realidades; y es previsible que aún sea revisado varias veces. Adriana Piquet, directora general de la APCP, nos comenta cómo se recibió entre las productoras asociadas y el resto de profesionales su primera publicación: “La respuesta fue muy positiva porque tanto la iniciativa como el primer borrador fue votado por unanimidad. Hubo una comisión que se ocupó de elaborar el documento matriz, y sobre todo tres productoras que trabajaron día y noche durante Semana Santa. Fue un trabajo de unidad y solidaridad increíble entre todos”.

Por su parte, Mireia Martínez, socia y productora ejecutiva de Igloo Films, comenta al respecto: “me parece que es necesario”, y abre el debate sobre las consecuencias de rodar en estas nuevas circunstancias y bajo ese protocolo concreto: “es verdad que en algunos rodajes va ser más difícil que otros poder cumplirlo, pero es nuestra obligación como productoras poner todo nuestro esfuerzo. La principal dificultad añadida serán los tiempos de rodaje, que se van a ralentizar”.

Como en otros sectores de la economía, el primer y principal dilema ha sido elegir entre paralizar la actividad o mantener el confinamiento en sus límites más estrictos. Cristina Rego, directora de ventas-publicidad de Deluxe Spain, comenta la necesidad que había de buscar una conciliación entre los dos intereses: “no va a resultar fácil adaptarse, pero es el peaje requerido para retomar la actividad. El peor impacto era la parálisis del sector, que ha durado semanas. En la medida que se retome la actividad se irán ajustando los criterios presupuestarios a los recursos necesarios. Si estas son las nuevas reglas, por temporales que sea, deberemos adaptarnos todos”.

Creatividad

Otro tema de debate recurrente estos días ha sido el efecto que la pandemia puede tener en la creatividad publicitaria. De nuevo es algo compartido con la industria de los contenidos de televisión y cine, donde los guionistas ya están eliminando determinadas secuencias incompatibles con las medidas de distanciamiento. A este respecto, comenta Mireia: “Efectivamente, la aplicación del protocolo afectará a las creatividades, sobre todo a nivel de personajes y sus acciones, ya que, a día de hoy solo puede haber como máximo 10 personas de equipo artístico y además, durante el rodaje se tiene que mantener la distancia de seguridad, a no ser que dichos actores convivan habitualmente bajo el mismo techo, en este caso, estaría permitido rodar acciones sin respetar la distancia. Pero soy optimista y creo que entre agencias y productoras encontraremos nuevas vías para producir los spots y contenidos”.

La situación de excepcionalidad, con todo lo provisional que eso tenga, puede beneficiar a algunas técnicas de postproducción como la animación o el grafismo, cuya producción entra menos en conflicto con los protocolos de seguridad. A propósito de esto, comenta Cristina Rego: “Es probable que en una primera etapa se eviten ideas que requieran de una producción inviable según los protocolos vigentes, pero eso no tiene nada que ver con la calidad de la producción. Hay piezas creativas maravillosas que no requieren actores ni sofisticados rodajes, y hay rodajes complejísimos con ideas muy pobres. En ficción, por ejemplo, ya se están desarrollando productos adaptados a la situación: contenidos con pocas localizaciones o incluso una sola, y eso no significará producciones de baja calidad o guiones pobres en creatividad”.

Producciones internacionales

La sombra de la crisis ha oscurecido también las expectativas sobre los rodajes internacionales; tanto los que hacen productoras españolas fuera de nuestras fronteras como los services que prestan a productoras extranjeras. En ambos casos, se trata una fuente de ingresos fundamental para el sostenimiento de muchas de estas empresas, sobre todo los services, dado que España es conocida en el panorama internacional por sus ventajas comparativas en cuanto a localizaciones, luz y calidad de sus profesionales y servicios.

La APCP, en palabras de Adriana Piquet, es rotunda en su pronóstico optimista sobre esta cuestión: “España seguirá siendo uno de los países más preparados del mundo, tanto por las localizaciones, como por la alta calidad de sus profesionales, como de sus equipos materiales. Queremos seguir siendo competitivos y nos adaptaremos con las nuevas tecnologías para que el seguimiento de rodajes se adapte a la realidad de las posibles restricciones de movilidad. Pero somos optimistas, porque estamos recibiendo mucha predisposición de las productoras extranjeras a seguir viniendo a España. Creo que hemos conseguido transmitirles la confianza necesaria”. Por su parte, Mireia Martínez recuerda la importancia que los services tienen para muchas productoras españolas y adelanta un posible cambio en la relación con los clientes: “Yo creo que no van a desaparecer, pero van a cambiar las formas de hacerlo. Los extranjeros no van a viajar físicamente a España y se empezará a trabajar mucho más en remoto. Por ejemplo, tanto a nivel nacional como internacional el streaming será básico porque por el momento solo pueden asistir al rodaje dos personas de agencia y una del anunciante, el resto tendrá que conectarse por streaming”.

Puedes leer el reportaje completo en el número de Mayo/Junio 2020 de la revista Ctrl Control Publicidad, ahora con descarga gratuita.


Descárgate GRATIS el número de julio/agosto de la revista CTRL en PDF
 
Grupo Control