Future Candy, anticipándose al futuro

Future Candy, anticipándose al futuro
Jueves, 14 de octubre 2021

Nick Sohnemann se define como experto en innovación y futurólogo, pero más allá de términos o definiciones, el fundador de la agencia Future Candy tiene entre ceja y ceja dar apoyo a las compañías en tiempos de cambios constantes donde la tecnología juega un papel fundamental. Conocido por sus keynotes y workshops, le entrevistamos con motivo de una sesión que ofreció de la mano de la agencia Barcelona Virtual titulada "El futuro es digital".

Ctrl.- Nick, háblanos de Future Candy. ¿Qué te llevó a fundarla y cómo la describirías?

Nick Sohneman, Fundador y CEO de Future Candy.- Puse en marcha Future Candy en 2013 cuando me di cuenta que nos enfrentábamos a una nueva era caracterizada por cambios fundamentales relacionados con las nuevas tecnologías que iban apareciendo. Las nuevas oportunidades siempre están rodeadas de grandes desafíos e imaginé que habría una enorme necesidad de proveedores de servicios que ayudaran a las compañías a estar al día de todos esos cambios. Empezamos de cero dando apoyo a las empresas en tiempos de transición.

En pocas palabras, Future Candy es una agencia de innovación, y ha sido la transformación que vivimos la que ha dado pie a este nuevo tipo de agencias. Yo lo comparo a lo sucedido 50 años atrás cuando el mundo de los medios cambió por completo y eso dio pie a la aparición de las agencias de publicidad.

Lo que nosotros hacemos es estar pendientes de las nuevas tecnologías, de los nuevos modelos de negocio y los cambios en los comportamientos de los consumidores. Y como consultores en innovación, aconsejamos a nuestros clientes. Les ofrecemos “keynotes” relacionadas con los temas en cuestión, así como workshops guiados por expertos, “think tanks” y eventos; evaluamos las necesidades de sus clientes y les ayudamos a lidiar con la transformación a la que deben enfrentarse por medio de soluciones y prototipos de negocios customizados.

Ctrl.- Te describes a ti mismo como experto en innovación y futurólogo. ¿Qué significa eso?

Lo cierto es que no hay una definición para experto en innovación o futurólogo. Si te soy sincero, cualquiera puede ser futurólogo. Lo que yo hago como experto en innovación es desarrollar hipótesis para las compañías. En Future Candy anticipamos todos aquellos aspectos del futuro, los originales, los inesperados; no solo las predicciones que resultan más obvias, para que así cada compañía pueda decidir qué acciones tomar. Trabajamos en timings de uno a cinco años y es en ese periodo de tiempo es donde desarrollamos esas hipótesis sobre las que actuar.

Ctrl.- Todo el mundo habla constantemente de innovación y tengo la sensación que el término ha perdido parte de su significado. Cuesta saber hoy en día que es y que no es innovación. ¿Cómo lo definirías tú?

Uno de los problemas de la innovación es que ha sido muy incomprendida. La innovación y la invención han sido tratadas en términos similares. En el pasado se ha hablado mucho de grandes inventores: Thomas Edison, Gottlieb Daimler, Robert Bosch pero también tenemos inventores actuales muy famosos como Larry Page o Steve Jobs. Con estos últimos la sensación es que hay algo más. Una invención no es una innovación. Una innovación nunca es algo individual, es siempre un logro en equipo. Mucha gente trabaja en ella para que sea exitosa. Es siempre la implementación exitosa de una o más invenciones o conceptos. Una innovación es una invención que de manera exitosa se implementa en el mercado. De ahí que las innovaciones son sistemas o estructuras a largo plazo. Lo que ocurre es que hoy en día el término innovación se usa de una manera poco precisa. Una puerta que había sido amarilla y ahora es verde no puede considerarse una innovación a pesar de que sea nueva. Una innovación exitosa ayudará a las compañías a la hora de llevar a cabo las transiciones que deban abordar.

Ctrl.- Hablas también de cómo Europa se está quedando atrás en lo relacionado a avances tecnológicos (la mayoría tienen lugar en Estados Unidos y China. ¿Por qué crees que ocurre eso? ¿Falta de talento, de inversión…?

Sin duda es algo que tenemos que abordar. Europa debe crecer de manera conjunta. Necesitamos menos intereses nacionales y más intercomunidad europea. Hablamos de un cambio de mentalidad. Una manera de hacerlo sería mediante hubs: digamos por ejemplo que Dublín fuera el hub de software, Barcelona el de hardware y Berlín el de e-commerce. Deberíamos construir zonas económicas específicas donde hubieran reglas concretas que todo el mundo tuviera que seguir de modo que las competencias particulares de cada uno estuvieran agrupadas.

Ctrl.- ¿Qué consejo les darías a esos países de Europa para que no se queden atrás?

Bajo mi punto de vista Europa posee la gran ventaja de tener unos conceptos de valor muy fuertes y una sensación muy real de libertad. Son beneficios muy interesantes también desde la vertiente internacional. Además, podemos atraer talento de China con nuestros estándares europeos. Hay gente que te dirá que prefiere vivir en una ciudad europea y eso debe ser una ventaja. Sin embargo, no es menos cierto que necesitamos definir especificaciones muy concretas en el área de inversión. Necesitamos menos e-commerce y más “deep tech”, menos servicios de entrega de supermercados a domicilio y más Inteligencia Artificial. La pregunta que debemos hacernos es si los europeos podemos construir algo así, si podemos seguir la estela de otros países. Yo creo que si pero solo con estructuras muy potentes de capital riesgo como fondos de pensiones o fondos estatales que inviertan de manera masiva en nuevas tecnologías.

Ctrl.- Lógicamente eso afecta a las compañías y tengo la sensación que las compañías europeas también se están quedando atrás con respecto a las americanas y asiáticas.

Yo creo que es algo muy general. Depende más del sector y los modelos de negocio que de la procedencia de la compañía. En cualquier caso, cada compañía debería tener un “innovation lab” y por supuesto establecer acuerdos de cooperación sobre todo con las compañías asiáticas. Deberían entrar en el mercado asiático y abrir oficinas en Asia. Solo aquellas empresas que innoven serán capaces de sobrevivir en las próximas décadas. Las que no lo hagan no sobrevivirán.

Ctrl. -Al consumidor actual le encanta la tecnología, nunca tiene suficiente. ¿Crees que las empresas necesitan mejorar la manera en la que comunican esa tecnología?

Es cierto que los consumidores aman la tecnología pero si hablamos de innovación desde el punto de vista de esos consumidores todo se limita prácticamente al Smartphone. Esa es la realidad actual y un cambio enorme en el mundo de los medios. Para nuestros padres los grandes cambios del siglo XX, sobre todo de los años 60 a 90 tuvieron que ver con la movilidad. Inventos como el Boeing 747, el Concorde o los trenes “maglev” (de levitación magnética). En el futuro, el foco cambiará de nuevo y tendrá mucho que ver con la salud. Implantes, sensores en la piel, análisis de ADN, tecnología de vacunación mRNA. Veremos como la innovación en el sector salud se convierte en uno de los grandes puntales. Pero sea cual sea la próxima innovación, su comunicación seguirá siendo clave. Porque la innovación solo es exitosa cuando eres capaz de comunicar sus beneficios a la sociedad y esa debería ser la actitud principal de las marcas y compañías. En especial aquellas que ya están del todo asentadas deberían centrarse en eso y no solo pensar en los beneficios de su compañía.

Ctrl.- El futuro es digital, de eso nadie tiene ninguna duda, pero ¿cómo visionas ese futuro? No podemos olvidar que hoy en día sigue habiendo muchísima gente que no tiene acceso a Internet.

Una cosa no excluye a la otra. Para empezar, si bien tu afirmación es cierta, cada vez más gente tiene acceso a Internet. Los chinos están apostando muy fuerte en ese sentido y Huawei, por ejemplo, está realizando una enorme apuesta por la expansión de Internet en el continente africano.

Por otro lado, no todo es digital. Como te comentaba antes, en el futuro vamos a empezar a vivir la tendencia del “sentirse bien” (well-being en inglés). Las épocas en las que se dormía 3 horas para mejorar la producción son historia. Nos movemos hacia más “mindfulness”, ejercicio físico, alimentación saludable y ciclos de descanso más acordes con nuestras necesidades. No se trata de ser más digital, se trata de llevar una vida más eficiente, y no se trata de tener más Internet sino de ser más sensibles a un uso responsable de las nuevas tecnologías en nuestra vida privada.

El gran debe en el sector negocios será construir el Internet de las Cosas Industrial. Hemos tenido acceso a Internet durante décadas pero no hemos sido capaces de modernizar nuestros modelos de negocio. En ese sentido estamos tan alejados como puede estarlo África. Hay departamentos de salud que aún se comunican vía fax, o prescripciones de medicamentos que en la mayoría de los casos se siguen haciendo en papel. Lo que parece claro es que la economía no está todo lo digitalizada que debería.

Ctrl.- En tu papel de futurólogo, ¿qué deberían priorizar las compañías en los próximos meses, teniendo en cuenta, además, que la pandemia, sigue muy presente?

La pandemia nos ha traído muchos aprendizajes. Las compañías, deberían hacerse tres preguntas:

  1. En el área de la higiene: ¿cómo podemos implementar conceptos que minimicen el impacto de futuras pandemias en nuestro sistema económico?
  2. ¿Qué podemos aprender de los cambios que han venido forzados por la pandemia teniendo en cuenta, además, a la velocidad que lo han hecho? ¿Cómo podemos mantener esas oportunidades, algunas de ellas muy asentadas, para que sean provechosas en el futuro?
  3. Ahora que todos hemos experimentado la digitalización y hemos visto que podemos trabajar en remoto, ¿qué cosas le faltan a cada compañía? ¿qué es aquello que no ha funcionado bien para los empleados, para los clientes, que fallos han aparecido, que operaciones no han logrado los resultados deseados, y cómo pueden optimizarse los procesos?

Todos estos son puntos de partida para el nuevo mundo digital. Todas las compañías deberían priorizar aquellos aprendizajes obtenidos durante la pandemia y renovar sus estructuras de acuerdo con las transiciones a las que cada una de ellas debe enfrentarse.


Premios Impacte 2 octubre 2021
Descárgate GRATIS la versión LITE, La revista Ctrl Control Publicidad lanza su número de octubre 2021
show octubre 2021
 
 
Grupo Control