Rhinomer lleva a la COP26 una burbuja purificadora de aire

Rhinomer lleva a la COP26 una burbuja purificadora de aire
Miércoles, 03 de noviembre 2021

El objetivo de la Air Bubble que Rhinomer ha instalado en la COP26 es concienciar sobre los peligros de la polución la salud medioambiental y fomentar hábitos sencillos aprovechando el poder de la naturaleza para respirar de forma más limpia.

Aunque los niños son los que menos contribuyen a la contaminación atmosférica, constituyen uno de los colectivos más vulnerables a sus efectos debido a su respiración más rápida (toman más aire en relación con su peso corporal) y a su sistema inmunológico aún en desarrollo. En un intento de concienciar sobre el devastador impacto en la salud de la emergencia climática, la marca experta en salud nasal Rhinomer ha diseñado Air Bubble, una arquitectura educativa que utiliza la biotecnología para purificar el aire. Y es que Rhinomer está demostrando que una tecnología innovadora basada en la naturaleza puede ampliar la funcionalidad de nuestra nariz para "limpiar" el aire que respiran nuestros hijos en entornos urbanos contaminados.

La presencia de la Air Bubble en la COP26 de Glasgow, una de las ciudades con mayor índice de polución del Reino Unido, se produce después de desarrollar un proyecto piloto en Polonia, uno de los países más contaminados de Europa que derivó en una exitosa prueba de esta tecnología durante seis meses en la ciudad de Varsovia. Mediante el uso de microalgas para filtrar activamente y metabolizar de nuevo las partículas contaminantes y el dióxido de carbono en un entorno interactivo especialmente diseñado, la Air Bubble Rhinomer proporcionó una reducción del 80% en los niveles de PM2,5 (partículas) de media en Varsovia, logrando niveles de calidad del aire más saludables y permitiendo a los visitantes experimentar un aire más limpio de forma atractiva.

Farhad Nadeem, Director Global de Marca de Rhinomer, comenta, "La burbuja de aire forma parte de nuestra campaña 'Acciones para respirar mejor', que ofrece una forma interactiva de enseñar a los visitantes sobre la contaminación del aire. La idea es ayudar a los niños a descubrir, mediante una búsqueda detectivesca, la calidad del aire que respiran y las sencillas acciones cotidianas que pueden llevar a cabo, como encontrar una ruta menos contaminada para ir al colegio o simplemente lavarse la nariz, la primera línea de defensa”.

El espacio Air Bubble se desarrolló en colaboración con ecoLogicStudio, especializado en el desarrollo de soluciones arquitectónicas escalables basadas en la naturaleza para entornos urbanos, abordando el inminente impacto del cambio climático.

"El Air Bubble de Glasgow es una arquitectura biotecnológica compuesta en un 99% por aire, agua y cultivos de algas vivas, envuelta en una fina membrana de TPU transparente y 100% reciclable. Cuenta con 24 biorreactores que albergan cultivos vivos de algas Chlorella sp, que "comen" activamente las moléculas contaminantes y capturan el dióxido de carbono para liberar después oxígeno fresco y limpio. Esta burbuja de aire se alimenta principalmente de dos fuentes de energía renovables e ilimitadas: la luz del sol y el impulso instintivo de los niños de interactuar y aprender. De este modo, crea un microclima purificado, una verdadera burbuja de aire limpio", explica Marco Poletto, Co fundador de ecoLogicStudio.  

Mientras dure la COP26 los visitantes que asistan a las exposiciones de la Zona Verde podrán sumergirse en los elementos interactivos de la burbuja de aire de Rhinomer y aprender sobre ciencia, biotecnología y soluciones innovadoras para el ámbito urbano. 


Premios Grupo Control 2021
Descárgate GRATIS la versión LITE, La revista Ctrl Control Publicidad lanza su número de octubre 2021
 
 
Grupo Control