Parnaso noviembre 2019
 

Dónde invertir el presupuesto de marketing digital en 2020

Dónde invertir el presupuesto de marketing digital en 2020
Martes, 29 de octubre 2019

El marketing digital se halla inmerso en una profunda transformación derivada de dos factores principales: los extraordinarios e imparables avances tecnológicos y un profundo cambio experimentado por el consumidor. A un par de meses de que finalice el año, los directores de marketing ya trabajan en sus planes digitales y muchos se preguntan dónde invertir el presupuesto de marketing digital en 2020.

A tenor de las tendencias de marketing digital que se atisban en el horizonte, la inversión en tecnología se hace más necesaria que nunca: gestión de los datos, automatización del marketing, compra programática en soportes emergentes como la televisión conectada o el digital exterior, anuncios personalizados, entorno de voz… nos estamos adentrando en un entorno futurista que requiere de un nuevo modelo apoyado en tecnología.

En la actualidad, las estrategias de marketing deben abordase a través de soluciones creativas y tecnológicas basadas en el dato y la idea. Disponer de información certera, gestionarla con las herramientas adecuadas e impregnarlo todo con la creatividad (entendida como la capacidad de abordar los retos de un modo diferente) será la llave del éxito.

Sin embargo, la visión tecnológica no debe de hacer que perdamos de vista la idea de que el consumidor debe estar en el centro de toda nuestra estrategia. Debemos atender, en este punto, al hecho de que los consumidores han experimentado importantes cambios en los últimos años, y que continuarán transformándose en tiempos venideros, cuando la generación de nativos digitales configure el grueso de consumidores.

Las estrategias de marketing que conformemos a partir de ahora deben guardar relación con lo que los consumidores demandan, por ejemplo personalización de los anuncios que derive en mayor relevancia, omnicanalidad en los procesos de compra, marcas comprometidas con sus valores y con el medio ambiente, búsqueda de la conveniencia, ley del mínimo esfuerzo… son numerosas las características que definen al consumidor de hoy en día.

Teniendo en cuenta todo esto, los presupuestos de marketing 2020 deben ir encaminados a la creación de una estrategia en la que el consumidor sea el centro y la tecnología una disciplina transversal a todos los campos. Aplicar una metodología triangular que trabaje la estimulación, la socialización y la transformación nos ayudará a influenciar a un consumidor que ha ido modelando sus patrones de consumo y su proceso de toma de decisión en los últimos tiempos.

Este enfoque requiere una mirada holística con el fin de incrementar el deseo de los consumidores y que este hecho se traduzca en un aumento de las ventas para las marcas, pero siempre con foco en el crecimiento del negocio. Los anunciantes deben trabajar con profesionales del marketing que comprendan sus negocios, pues sólo así los esfuerzos resultarán en estrategias consolidadas y eficientes para la marca.

Dónde invertir el presupuesto de marketing digital en 2020 depende mucho del tipo de negocio, pero también de los objetivos que se hayan marcado. Más allá del enfoque general basado en una metodología triangular con foco en el consumidor y soporte tecnológico, no es posible indicar áreas específicas. Cada marca debe valorar qué se ajusta o no a sus interesesy, por qué no decirlo, presupuesto. 

Sin embargo, sí convendría finalizar señalando tres de las áreas emergentes más innovadoras y con posibilidades de desarrollo en los próximos años. En primer lugar, conviene comenzar a apostar por el entorno de voz ahora que aún está en pañales, pues constituye un escenario nuevo e inexplorado abierto a numerosas posibilidades. La historia de los asistentes de voz no sólo la escribirán las grandes tecnológicas que desarrollan esta inteligencia artificial: también los anunciantes más precoces trazarán parte de sus páginas. 

La televisión conectada supone otro de los grandes desafíos de cara al futuro, pero una vez que se amplíe el inventario y se fijen unos estándares en las mediciones, no cabe duda de que supondrá una verdadera revolución no sólo en cuanto a publicidad televisiva, sino en lo referente a la propia publicidad digital. Invertir para experimentar en esta área colocará a los anunciantes varios pasos por delante de su competencia.

El último campo que nos permitirá destacar como marca, tanto frente a nuestros competidores como ante nuestros clientes potenciales, es digital exterior. La falta de inventario también supone un freno en la actualidad, pero las principales ciudades europeas ya han comenzado a apostar por las pantallas digitales. Las posibilidades del digital exterior son las mismas que ofrece el marketing online en cuanto a interactividad, segmentaciones, uso del dato…¡Sería fantástico ser de los primeros en aprovechar este novedoso formato!


Grupo Control