La magia surge cuando comemos juntosAdvertisement
 

Los Baby Boomers que se jubilan rompen con los estereotipos

Los Baby Boomers que se jubilan rompen con los estereotipos
Jueves, 29 de septiembre 2022

Los Baby Boomers constituyen la primera generación que vivirá la jubilación de forma proactiva, si bien aún tendrán que enfrentarse a falsos mitos sobre el valor del jubilado en una sociedad demasiado preocupada por la productividad.

Los Baby Boomers, nacidos entre 1957 y 1977, se preparan para afrontar el cambio de rutina que llega tras la etapa productiva. Y aunque, según la X Encuesta Instituto BBVA de Pensiones, siete de cada diez Baby Boomers consideran que la vida de los jubilados de su propia generación será peor que la de los actuales porque tendrán que jubilarse más tarde y percibirán una pensión más baja, los expertos creen que con ellos llegará un cambio de paradigma que acabará con el estereotipo clásico del jubilado.

"No se van a resignar al estereotipo clásico del jubilado que solamente juega a la petanca o se pasa los días mirando cómo avanzan las obras públicas. Van a vivir una jubilación con una actitud mucho más proactiva, no se van a conformar con ser aparcados en instituciones sociosanitarias y reivindicarán su derecho a vivir esta etapa de su vida con plenitud, llevando a cabo aquellas actividades que le den un sentido", afirma Enric Soler Labajos, profesor colaborador de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). El experto añade que, además de haber sido los artífices de un gran cambio social, serán pioneros en el gran cambio de la experiencia de estar retirado de la vida laboral. "Los antiguos geriátricos ya se están preparando para esta revolución y están asumiendo que el futuro pasa por los avances de la telemedicina y que las infraestructuras actuales deberán adecuarse como unidades de estancias cortas, para convalecencias. Tienen claro que los Baby Boomers van a dirigir su propia vida tanto en la jubilación como en la vejez, cada vez más tardía", explica.

En opinión de Enric Soler, experto en psicología de la salud y calidad de vida, una serie de circunstancias propician este cambio. La primera es que los Baby Boomers han tenido una nutrición, una higiene, una atención sanitaria y unas condiciones laborales mejores, así como unos niveles de educación más altos que las generaciones anteriores. Y esta mejora en la calidad de vida retrasa el envejecimiento. Por otro lado, los Baby Boomers están muy acostumbrados a grandes cambios: son la generación que pasó de la dictadura a la democracia, la que asumió una nueva identidad europea, la que vivió el cambio de la peseta al euro, la que incorporó la mujer al mercado laboral y también la que se ha adaptado al cambio del mundo analógico al digital. "Todo ello ha hecho que sea una generación cognitivamente muy activa", explica el profesor colaborador de la UOC.

Pero, además, sus condiciones físicas no son las mismas que las de quienes comenzaban a jubilarse hace dos o tres décadas. Un estudio científico finlandés reciente ha concluido que los septuagenarios y octogenarios de hoy andan entre veinte y cuarenta centímetros por segundo más rápido que las personas de esta franja de edad de hace veinte años, y que son capaces de agarrar con una fuerza entre un 5 % y un 25 % mayor. "Además, tienen más capacidad pulmonar, más fluidez verbal, mejor razonamiento y mejor memoria de trabajo. Y a todo ello se le suma que la fragilidad y la prevalencia de las demencias está disminuyendo desde hace diez años, mientras que los recursos para hacer frente al deterioro físico y cognitivo han mejorado notablemente", añade Soler.

Por otra parte, las TIC van a desempeñar un papel muy importante en el nuevo paradigma de la jubilación como una herramienta que facilite y permita la experiencia de una jubilación reconectada con la sociedad, en la que la persona jubilada no se va a resignar a quedar relegada a un papel pasivo. De hecho, los actuales jubilados ya usan las herramientas digitales para socializar. "Los datos de los que disponemos muestran que las personas de la tercera edad hacen un uso del móvil inteligente más limitado que las generaciones más jóvenes, están mucho menos enganchadas. Sin embargo, lo consideran tan importante en su vida cotidiana como las generaciones más jóvenes", indica Mireia Fernández-Ardèvol, profesora de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC.


La magia surge cuando comemos juntosAdvertisement
Descárgate GRATIS la versión LITE, La revista Ctrl ControlPublicidad lanza su número más 'indie'
 
 
Grupo Control