Cuando un pelín tarde es demasiado tarde

Cuando un pelín tarde es demasiado tarde
Miércoles, 08 de julio 2020

Este perro ha tardado 0,91 segundos en reaccionar al lanzamiento de un juguete que debía alcanzar saltando. Con fallos como este Kia demuestra la importancia de contar con buenos reflejos a la hora de ponerse al volante.

Cuando estás conduciendo y surge la necesidad repentina de frenar, cada milésima de segundo cuenta. Y es que una mala capacidad de reacción es la causa de numerosos accidentes de tráfico. Kia lo sabe y presume de tener un sistema automático –el Forward Collision-Avoidance Assist- que reacciona a tiempo ante imprevistos en la carretera en caso de que el conductor no lo haga. Para ilustrar su eficacia, la marca ha lanzado una campaña gráfica que muestra una analogía visual con la que muchos nos podemos identificar: perros que reaccionan tarde cuando les lanzas un juguete. 


Grupo Control