Aquarius Reintentar
Media julio 2021
 

Nacho Cano en la Puerta del Sol incendia la red

Nacho Cano en la Puerta del Sol incendia la red
Domingo, 03 de enero 2021

El día anterior a nochevieja Pescanova envió una nota de prensa a todos los medios con una entrevista a Nacho Cano, quien expresaba su intención de rendir un sentido homenaje a las víctimas de la Covid-19 con su actuación en la Puerta del Sol. Una cuestionable operación de relaciones públicas que desató la polémica en las redes sociales.

Ardió la red en nochevieja. Y el epicentro del incendio estaba en la Puerta del Sol ¿Dónde si no? El año sin Feria de abril, Sanfermines o Fallas de Valencia tenía que ser también el año sin celebración de la tradicional fiesta en la madrileña plaza para tomar las uvas y saludar al año nuevo. El maldito 2020 quería morir dejándonos una última imagen desoladora. Pero como toda crisis es también una oportunidad, el ayuntamiento tuvo una idea cargada de simbolismo.

Ahora sabemos que cuando el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, anunciaba un mini-concierto de Nacho Cano en la Puerta del Sol los minutos previos a las campanadas estaba convencido de que todas las cadenas de televisión lo retransmitirían íntegramente. Más aún cuando el acto se presentaba como un “homenaje a las víctimas de la pandemia sin coste alguno para el ayuntamiento ni finalidad comercial”.

Pero no hubo consenso en esto de convertir la Puerta de Sol en el kilómetro cero de la esperanza, ni entre las cadenas ni entre los espectadores.

La actuación solo fue retransmitida por Telemadrid, la cadena dependiente de la Comunidad de Madrid. El resto alegaron, en distintas versiones más o menos diplomáticas, que a ellos no les programaba un alcalde su especial nochevieja. Si hubo otras razones, no las dijeron.

La división fue aún más enconada entre los espectadores, y se manifestó como siempre en las redes sociales. Mientras unos se emocionaban hasta las lágrimas con el espectáculo, otros recordaban con distintos grados de indignación que la canción “Un año más” suena en la última campaña de Pescanova y que aquello era un “spot” (se ve que la gente empieza a entender de branded content, aunque aún no maneje bien la terminología).

Es cierto que no se vio el logo de Pescanova por ninguna parte, pero la oficina de prensa de esta marca no contribuyó mucho al disimulo al enviar el día 30 a los medios una entrevista con el cantante en la que no faltaban alabanzas a la gestión de la crisis por parte del ayuntamiento. Pretender que toda esta operación de relaciones públicas se realice “sin fines comerciales” es subestimar la inteligencia de un público que además de un año pandémico ha vivido también un año de crispación política extrema. Un internauta avispado lo señalaba con acierto: “si la actuación hubiera sido de James Rhodes seguro que TVE la habría retransmitido”. Por lo visto la polarización ha llegado ya al mundo de los pianistas.

Falta saber si a la marca le ha compensado su vinculación a un homenaje institucional a las víctimas de la pandemia para conocer si todavía existe algo sagrado en lo que la publicidad no deba entrar, si no por decoro al menos para no poner en riesgo sus legítimos “fines comerciales”.

Acompañando al texto de la entrevista de Pescanova a Nacho Cano se incluía una foto del artista junto a un cartel de la marca, que ha sido reproducida en muchos medios digitales e impresos.

Con su habitual camisa desabrochada, dejaba ver en su pecho un enorme crucifijo. Si el homenaje a las víctimas hubiera sido una misa cristiana, es seguro que no tendría patrocinador ni branded content ni nada que se le parezca, el primero que se habría opuesto sería el alcalde, en cambio a estas cosas paganas nunca les sobra un logotipo.


Descárgate GRATIS la versión LITE, La revista Ctrl ControlPublicidad lanza su nº de verano 2021
 
 
Grupo Control