El juego del calamar, NETFLIX desde 5,49€Advertisement
Amazon Bedroom
 

Kolapso, la instalación de BBK, explota tras 73 horas y 3 minutos

Kolapso, la instalación de BBK, explota tras 73 horas y 3 minutos
Viernes, 21 de octubre 2022

Colapso, un experimento social artístico de BBK cuya supervivencia dependía de los actos de las personas, ha explotado cuatro días antes de lo previsto. Y es que un 42% de las respuestas alojadas en el metaverso creado para la ocasión han hecho aumentar el ritmo de la evolución de la esfera.

Kolapso, la instalación artística experimental presentada por BBK el pasado lunes 17 de octubre a las 11:15 horas en la Plaza del Teatro Arriaga de Bilbao, ha explotado esta mañana 73 horas y 3 minutos después su inauguración, como consecuencia de las decisiones tomadas por las 10.855 personas que han participado en este experimento social.

La obra, visitada por miles de bilbaínos durante los últimos días y creada en colaboración con el artista internacional SpY, nacía con un propósito: "sobrevivir" a las decisiones cotidianas de la ciudadanía con el fin de no explotar antes de lo previsto. Sin embargo, tras 3 días, 1 hora, 3 minutos Kolapso ha explotado, acortando a más de la mitad el tiempo de su exposición, ya que inicialmente, la obra estaba programada para explotar tras 1 semana de exposición.

En palabras de Xabier Sagredo, Presidente de BBK: “Con este experimento hemos querido conseguir una reflexión personal en cada uno de nosotros. Una reflexión, que nos haga ver en positivo que aún todos estamos a tiempo de decidir con una conciencia más sostenible. Tanto las instituciones, como la ciudadanía, como las empresas hemos podido ver este Kolapso, pero no nos olvidemos de que aún estamos a tiempo de evitar el de verdad, la decisión está en nuestras manos.”

La obra, una instalación viva, compuesta por un globo de diez metros de diámetro instalado en el centro de una gran estructura cúbica. A lo largo de los días de exhibición, los visitantes han podido contemplar cómo el globo se ha ido hinchando de forma lenta y progresiva. Finalmente, en un momento difícil de prever, la presión interior ha hecho explosionar la superficie del globo, dejando ver por un brevísimo instante una perfecta esfera gigante de humo rojo. Un dramático y espectacular acto final que remite a un hipotético punto de no retorno en la relación entre la humanidad y la tierra.

Acciones que han hecho adelantar el Kolapso

El detonante de la explosión de Kolapso ha sido una serie de situaciones diarias que aparentemente podrían parecer pequeñas pero, en el fondo, tenían un impacto directo a través de este experimento social artístico. Así, del total de preguntas que han respondido los ciudadanos, un 42% han sido las responsables de ejercer presión sobre la esfera ,ya que se han contestado de manera errónea. En concreto, aquellas que más presión han ejercido han sido las centradas en el aspecto en el consumo responsable, en el ámbito laboral (en cuanto a contrataciones de calidad se refiere) y en el medioambiental, mientras que las que menos presión han aportado han sido fiscalidad y social. Algunas de las preguntas que han tenido que contestar, son acciones tan cotidianas, como: ¿Alguna vez has comprado fruta envasada?, ¿Sueles comprar productos en comercios locales o de cercanía?; si te ofrecen un salario por encima de la media del sector pero que las condiciones laborales de la empresa en otros países no son las adecuadas, ¿lo aceptarías?; ¿sabes distinguir los distintos contenedores para un correcto proceso de reciclado? o si tuvieras la oportunidad de tributar fuera de España, ¿lo harías?, entre otras.

La competitividad sostenible para BBK

La competitividad sostenible es un modelo socioeconómico global que surge de la necesidad de anteponer la preservación del estado de bienestar a lo puramente económico, basado en la coherencia en la toma de decisiones en todos los ámbitos (personal, laboral, medioambiental, etc.) y todos los roles (consumidor, empresa, instituciones, etc.) de nuestra vida. Un modelo, que renuncia a la visión tradicional basada en costes y que prioriza garantizar el respeto y la preservación medioambiental, la igualdad de oportunidades, la integración y la cohesión social, entre otros.

Una competitividad basada en la innovación tecnológica, el talento, la creatividad, la excelencia y en dar a nuestros productos o servicios un valor añadido diferenciador, competitivo en precio, por supuesto, pero huyendo de modelos low-cost. Un modelo que exige que los diferentes reguladores, legisladores y poderes públicos establezcan las mismas reglas del juego a todos los agentes que compiten en el mercado. 


 
Grupo Control