Onlineprinters agosto 2016
 

Analizamos la evolución de Simyo

Analizamos la evolución de Simyo
Jueves, 16 de enero 2014

Carlos Guri, director de simyo, y Belén Romero, socia fundadora de Bárbara & Co., nos cuentan la evolución, los valores y la estrategia de comunicación de simyo.

En un territorio tan competitivo como el de la telefonía móvil, el operador virtual simyo se coloca entre las opciones de aquellos que no quieren ataduras y buscan una mejor relación calidad-precio. Tras la adquisición de la compañía por parte de Orange, la marca vuelve a buscar notoriedad, para recordar a todos que se puede tener telefonía móvil sin compromisos y sin despilfarro. Carlos Guri, director general de simyo explica hacia dónde quieren ir, y Belén Romero, socia fundadora de Bárbara & Co., detalla lo que buscan con “Espejos” la actual campaña de la marca.

Este año es de evolución para la simyo ¿Cuál es el principal objetivo que se han propuesto para este 2013 y cómo lo llevan?.

Creo que desde el primer día, mas que tomarnos un año de evolución, en simyo nos propusimos crecer sostenidamente en clientes cada semana. En primavera dimos la bienvenida a nuestro cliente número 400.000 y las treinta personas que trabajamos en simyo nos esforzamos para llegar al número mágico del medio millón el año que viene. Curiosamente más que añadir muchas cosas nuevas hemos desbrozado lo que había para que nuestra principal ventaja –facturas más bajas que la competencia porque el consumo mínimo de nuestras tarifas incluye llamadas y navegación- luzca y se reconozca mas. A partir de ahí nos ha parecido natural extender la visibilidad de la marca a medios más masivos como la televisión o más recientemente incluso a algunos puntos de venta físicos. Vamos, que lo llevamos bien, cada día trabajamos más. ¡Y lo que nos queda por hacer!.

El de la telefonía móvil es un mercado muy competitivo ¿Cuáles son las principales armas de Simyo para destacar?

Es un mercado enormemente competitivo, y eso es una excelente noticia para los usuarios que han visto cómo los precios de las comunicaciones móviles llevan años bajando más del 10%. Los que participamos en la industria de la telefonía móvil hemos puesto a su alcance una tecnología que les hace la vida más fácil, o más divertida, o más informada, o más conectada, o todo a la vez,  la medida de cada uno.

Desde su nacimiento en 2008, simyo apostó por ponerse del lado del cliente: tarifas sencillas y económicas, sin compromiso de permanencia, con móviles libres… Curiosamente, hoy lo que nos caracteriza es el haber sido pioneros en establecer -y consistentes en mantener- una relación con el cliente natural, abierta y honesta que ahora todos los demás operadores se están apresurando a imitar. 

En un mercado poco fiel ¿cuál es el valor en el que la marca confía para fidelizar, lo que puede hacer que se queden?

Realmente mas que querer que los clientes se queden, queremos que no se quieran ir. Y ya puestos, aún queremos más: queremos que estén tan bien en simyo que inviten a sus amigos y familiares a venirse. Creo que el valor básico con el que contamos para fidelizar es precisamente el que la marca siga fiel a sus valores en la relación con el cliente. Por supuesto que el ahorro es una condición necesaria, pero avanzaremos hacia una experiencia mas personal y relevante del cliente. Nuestros Avisos de Límites de Consumo ya facilitan a cada cliente el adaptar simyo a sus necesidades…habrá mas novedades en este sentido.

Por último, nuestros clientes agradecen propuestas que crean valor para ellos, como poder usar su saldo de Invita a un Amigo para renovar su terminal, o encontrar en la tienda de móviles de simyo los modelos de bq, el primer fabricante español de dispositivos.

Ahora mismo ¿qué es lo que busca transmitir la marca?

Buscamos sencillamente transmitir lo que es simyo: un operador móvil de calidad en el que confían cada mes varios cientos de miles de clientes, porque pagan la mitad de lo que pagaban antes. Y, por supuesto, sin ningún compromiso de permanencia.

¿Cómo ayuda Bárbara en ese propósito?

Belén Romero: Nosotros desde el principio nos sentimos muy atraídos por este proyecto. Nos gustan las marcas Challenger, que rompen las reglas establecidas en su categoría, que establecen nuevas formas de relación con sus clientes  y trabajan en desarrollar nuevos productos. Yo creo que también porque esa es la filosofía con la que nació Bárbara & Co. y así se lanzó al  mercado. En este sentido nuestro cometido ha sido dar forma a esta filosofía en una propuesta estratégica y una idea de marca capaz de cubrir tanto los objetivos comerciales como unos  objetivos de marca a largo plazo. Así nace la idea de marca “En Simyo paga lo justo".  Es retador, es rotundo y muy concreto en el mensaje, pero al mismo tiempo contiene un concepto de  marca con contenido y largo recorrido.

¿Cómo ha asumido este reto la agencia?

Belén Romero: Pues como un gran reto. Primero porque el low cost se impone, y el precio es extremadamente importante para los clientes pero poco diferencial en si mismo. Trasladarlo de una manera relevante en comunicación era el primero de los desafíos. Además  porque en Bárbara & Co. nuestra obsesión es la construcción de marca y nosotros no creemos que eso esté reñido con vender y hablar de precio, aunque lo hace mas difícil. Y por último porque estamos trabajando en longitudes muy cortas, spots de 10”, donde lo fácil es hacer cartelas o tipográficos de precio. De ahí la importancia de la idea de marca. Estamos muy orgullosos del trabajo que estamos haciendo y del que saldrá próximamente. Como nosotros decimos, estamos construyendo marcas en 140 caracteres.

¿Qué se busca con la campaña actual?

Belén Romero: Por un lado notoriedad de marca ya que Simyo llevaba cierto tiempo sin comunicación en medios masivos. Por eso lo provocativo y novedoso de los códigos y el tratamiento audiovisual. Por otro lado trasladar el beneficio tarifas extremadamente competitivas. Y por último comunicar la filosofía de la marca, una marca que cree en una relación “justa” con sus clientes.

¿A qué tipo de público quieren llegar y cuáles son las herramientas para conseguirlo?

 Al servicio que presta simyo se le exige la mayor calidad durante las 24 horas del día, todos los días del año: no cerramos nunca. Por eso, al primer público al que llegamos, de manera obligada, es a nuestros clientes: no solo por el servicio, sino también a través del Área Personal, de nuestra aplicación móvil-que es probablemente la mejor del mercado-, de los beneficios del programa Invita a un Amigo, de la Atención al Cliente, del blog …. Si tenemos en cuenta que la mitad de nuestros nuevos clientes viene por recomendación de los antiguos, es lógico que sean nuestros clientes nuestra prioridad absoluta: es por eso, por ejemplo, que cuando mejoramos una tarifa se lo hacemos primero a los que ya la disfrutan.

La publicidad es una herramienta que nos permite llegar mas fácilmente a aquellos que aún no son clientes de simyo, pero que comparten con los que ya lo son el deseo de tener un servicio de telefonía móvil de la mas alta calidad ahorrándose la mitad de su factura de móvil cada mes, sin ningún compromiso de permanencia y con una relación honesta y en libertad con su operador.

Este mercado ha pasado por muchas fases, desde la atracción de clientes a través de la financiación de dispositivos móviles, pasando por la guerra de precios, ahora ofreciendo paquetes de servicios… Desde su perspectiva ¿qué es lo que busca el consumidor actualmente y cómo se está respondiendo a ello? ¿Hacia dónde va el mercado?

En general creo que el mercado está evolucionando en un sentido muy positivo para el cliente, con servicios de cada vez mas calidad a precios cada vez mas asequibles, ofrecidos por una variedad de compañías que compiten de manera abierta -personalmente me gustaría decir lo mismo de otros servicios de primera necesidad, esos de factura si o si cada mes, pero no puedo-. Como cliente de móvil, creo que la palabra que mejor me define es insaciable: quiero mas capacidad, mas velocidad, mejor servicio, acceso en cualquier sitio y a cualquier hora, y además quiero pagar cada vez menos. Bueno, realmente lo que quiero es que sea gratis. E igual que ya no me sorprende poder chatear en directo con mi amigo de Londres, o ver como están de nieve las pistas de mi estación de esquí favorita, o que mi móvil me guíe hasta la consulta del dentista, tampoco me imagino las enormes inversiones que las empresas hacemos para que estos milagros tecnológicos sean posibles.

Pero sobre todo, como cliente, siento que he ganado en información y, en consecuencia, en libertad. Libertad para irme o quedarme en mi operador cuando yo quiera, sin compromisos ni penalizaciones ni burocracias ni esperas ni ofertas de última hora ni nada. Esa libertad me la he ganado y ahora toca defenderla.  

 


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing