"Aprendiendo de lo que está ocurriendo", por José Arribas

'Aprendiendo de lo que está ocurriendo', por José Arribas
Martes, 05 de mayo 2020

"No escuchar a la ciudadanía me parece un ejercicio erróneo. Es como si una marca no atendiera las demandas que le transmiten sus consumidores y, además, lo hiciera sin respeto y cero empatía", nos cuenta José Arribas, Director ejecutivo de Parnaso, sobre la gestión gubernamental de la crisis del Coronavirus.

Ctrl Control Publicidad.- ¿Cómo estás viviendo estos momentos tan complejos y de tanta incertidumbre?

José Arribas, Director ejecutivo de Parnaso.- Con escepticismo, la verdad, provocado por la reacción de nuestros dirigentes en el liderazgo de la crisis sanitaria. La improvisación constante que se percibe, la falta de rigor en la gestión y la incapacidad manifiesta para manejar una escenario que se podía prever desde hace meses son equiparables a cuando una empresa no ha invertido tiempo de calidad en pensar, diseñar y establecer una adecuada estrategia de marketing. La negación y la ocultación terminan por desembocar en una mala gestión de la marca. Y en esta situación la marca somos todos los españoles.

Es desolador y un verdadero drama asistir al recuento diario de víctimas inocentes. De ahí que adquieran verdadera importancia factores como la transparencia, la honestidad y la empatía. El gobierno no debería olvidar que los ciudadanos siempre tienen la capacidad de decidir en elecciones ¿no?... tal y como le ocurre a las marcas ante las nuevas audiencias y consumidores, capaces de destruir o boicotear una marca con su poder organizativo y mediático.

Uno siempre alberga esperanza en la bondad del ser humano y en su capacidad de reflexión y rectificación. Honestamente, es más que cuestionable el planteamiento o estrategia de comunicación y protocolo que está llevando a cabo la administración central en estos momentos. No sé cuántas pérdidas humanas harán falta más para declarar el luto oficial en España, por ejemplo. No escuchar a la ciudadanía me parece un ejercicio erróneo. Es como si una marca no atendiera las demandas que le transmiten sus consumidores y además lo hiciera sin respeto y cero empatía.

Por otro lado, en lo personal y profesional estoy tranquilo. Me siento afortunado por tener a todos los míos perfectamente, tanto a familia como a amigos, compañeros, clientes, proveedores y conocidos. Me considero un verdadero privilegiado.

¿Qué se puede sacar “de positivo” de un escenario como el actual?

La bondad de la gente. Es verdaderamente emocionante asistir a la entrega diaria de tantos y tantos profesionales que desde la primera línea velan por nuestra salud, seguridad y abastecimiento.

En lo humanístico quiero pensar que, estando en una situación como la que vivimos en la actualidad, este tiempo nos va a servir a todos para reflexionar sobre la sociedad que queremos construir juntos, para fomentar los valores humanos como pilares fundamentales y tener como máxima prioridad salir reforzados. Las marcas deberían tener claro que se presenta un nuevo futuro donde se les va a exigir tomar un rol social más activo, si cabe.

En lo personal, lo positivo del confinamiento es poder disfrutar intensamente de todas las pequeñas cosas del día a día de mis dos hijos pequeños: Antoñete y Pepe, junto a mi mujer María.

Respecto a Parnaso, lo positivo y satisfactorio ha sido corroborar la lealtad incondicional del equipo y la confianza ilimitada de nuestros clientes. Felizmente Parnaso no ha parado ni parará.


ISDI julio 2020
Descárgate GRATIS el número de mayo/junio de la revista CTRL en PDF
 
Grupo Control